Actualizado 08/12/2007 13:59 CET

Todos los condenados por prostitución de menores en Baños de la Encina recurren la pena

JAÉN, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los siete condenados en el caso de prostitución de menores de Baños de la Encina (Jaén) han presentado un recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra el fallo judicial emitido por la Audiencia Provincia de Jaén, toda vez que al recurso que ya anunciaron los padres de estas niñas se le suma el de los otros cinco vecinos de la localidad penados en este proceso judicial.

Según informaron a Europa Press los abogados de estas personas, la sentencia "no recoge multitud de contradicciones y falsedades", especialmente, según indicaron, las registradas en el relato de la niña que denunció estos hechos, de ahí que hayan recurrido las condenas.

En concreto, el padre fue condenado en primera instancia a 14 años y nueve meses de prisión por sendos delitos de abuso sexual, otros dos de prostitución y uno más de tenencia ilícita de armas. De igual modo, a este hombre de 60 años de edad le exige el pago de una multa de unos 720 euros. Por su parte, la madre de las niñas ha sido condenada por dos delitos de prostitución a la pena de cuatro años de prisión así como al pago de una multa de 720 euros.

Con respecto a los otros cinco vecinos condenados, el magistrado impuso 14 años de prisión a Antonio N.C. por dos delitos de abuso sexual y, por otro lado, dos años de prisión para José C.R. De igual modo, tanto Juan Antonio B.D., como Francisco R.V. y Ramón L.J. han sido condenados a que cada uno de ellos ingrese durante siete años en la cárcel por ser culpables de delitos de abuso sexual.

PRIMERA SESIÓN DE LA VISTA.

Este juicio se celebró durante varios días en la sección primera de la Audiencia Provincial de Jaén tras celebrar su primera sesión el 12 de noviembre. En ese primer día, todos los acusados negaron las acusaciones que se les imputan y señalaron el carácter "agresivo" y "mentiroso" de los niños y, especialmente, de una de ellas.

No obstante, la menor que denunció estos abusos sexuales declaró ese mismo día que su padre "abusó en muchas ocasiones" de ella y que junto a su madre fue quien la prostituyó. De hecho, explicó que mantuvo "muchas relaciones" con el padre, que la "ataba y pegaba" y que, incluso, en una ocasión la forzó junto con otro de los hermanos. "Creo que comenzó mi padre y mientras tanto mi hermano me sujetaba los pies y después fue él", señaló y añadió que, además, su padre también mantuvo relaciones con varios de sus hermanos.

Tras tres sesiones de testificales y pruebas periciales, el ministerio fiscal elevó a definitivas sus conclusiones y pidió para los siete acusados, una vez que retiró la acusación contra tres procesados, una pena total de 92 años de prisión. El fiscal reclamaba para el padre 27 años y nueve meses de prisión y para la madre pedía ocho años de prisión mientras que para el vecino de Antonio N.C. exigió que fuera privado de libertad durante 25 años. Para los otros cuatro procesados pidió penas que oscilaban entre los tres y los 15 años que sumaban en total 32 años.

El letrado de la acusación particular, ejercida por la Junta de Andalucía, se adhirió a las conclusiones del fiscal y las defensas de los acusados insistieron en solicitar la libre absolución de sus patrocinados.