Actualizado 13/03/2007 16:37 CET

UE.- Reino Unido pide a la justicia europea anular la norma que creó FRONTEX

BRUSELAS, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) celebró hoy la vista oral del recurso interpuesto por Reino Unido para exigir la anulación del reglamento que creó la Agencia Europea de Control de Fronteras (FRONTEX) alegando que sus socios comunitarios le impidieron participar en su adopción pese a que Londres había pedido intervenir en las discusiones. España se ha personado en el proceso en contra de las tesis británicas.

Reino Unido e Irlanda no participan, por deseo propio en la adopción de las medidas relativas a inmigración, asilo y visados que aprueba la Unión Europea, que no son vinculantes para los dos países. Por lo tanto, quedan a priori excluidos de las votaciones. Sin embargo, los Tratados señalan que si Londres o Dublín desean estar presentes en la discusión, deberán informar de ello al presidente del Consejo en el plazo de tres meses a partir de la presentación de la propuesta.

La propuesta para crear FRONTEX fue presentada por la Comisión a los Estados miembros el 11 de noviembre de 2003. El 11 de febrero de 2004, el Gobierno británico notificó a sus socios europeos su intención de tomar parte en las discusiones, pero el Consejo decidió aprobar la Agencia el 26 de octubre de 2004 sin Londres al considerar que el reglamento constituye un desarrollo del espacio sin fronteras Schengen en el que Reino Unido no participa.

El Gobierno británico cree que esta negativa constituye una vulneración de los Tratados y por ello presentó el recurso ante el TUE cuya vista oral se ha celebrado este martes. Londres reclama a la justicia europea que anule el reglamento que permitió crear FRONTEX, aunque pide que la Agencia siga en marcha de manera provisional hasta que se apruebe una nueva norma en la que sí participe Londres.

En la vista oral, Reino Unido reclamó también al TUE la anulación del reglamento sobre los datos biométricos que deben contener los pasaportes por el mismo motivo de que no se le permitió intervenir en las discusiones para su adopción.