Urdangarin, recibido como "el guapete alto", ayudará a los discapacitados en el área de psicomotricidad

Actualizado 19/09/2019 16:03:46 CET
453242.1.644.368.20190919142758
Vídeo de la noticia

El marido de la infanta Cristina tiene libertad de movimientos y puede recibir visitas

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

Iñaki Urdangarin ha abandonado a las 15,40 horas de esta tarde el Hogar Don Orione, en Pozuelo de Alarcón (Madrid), dando las gracias a los periodistas que le esperaban a la salida. Urdangarin ha llegado al centro a las 10 de esta mañana procedente de la cárcel de Brieva (Ávila) donde cumple una condena de más de cinco años por el caso Nóos.

Ha sido su primer día en este Hogar dedicado al cuidado a discapacitados en el que hará voluntariado dos veces por semana. Urdangarin ha salido del centro en el mismo coche en el que ha llegado y ha bajado la ventanilla para dar las gracias a los informadores allí congregados.

Urdangarin ha sido recibido este jueves como "el guapete alto" por los usuarios del centro de ayuda a discapacitados del Hogar Don Orione de Pozuelo de Alarcón (Madrid), quedando destinado en el área de psicomotricidad. El marido de la infanta Cristina apoyará a un técnico, vestirá la camiseta común de los voluntarios del centro y, en principio, tiene libertad de movimientos, pudiendo recibir visitas.

Los detalles los ha ofrecido el director de la institución, Paco Sánchez, en declaraciones a los medios durante el primer día de Urdangarin como voluntario, donde ha seguido el protocolo de ser entrevistado por la dirección y conocer las instalaciones.

"El guapete alto, éste lo quiero yo para mí", le ha dicho una persona con discapacidad del centro elegido por los abogados del cuñado del Rey para disfrutar de la salida tratamental autorizada por el juez de vigilancia penitenciaria, en aplicación del artículo 117 del Régimen Penitenciario, a pesar del criterio en contra de la Fiscalía y la Junta de Tratamiento de la cárcel de Brieva (Ávila).

Según Paco Sánchez, Urdangarin se ha mostrado agradecido y ha reído con alguno de los comentarios de los internos. También ha recibido el kit de voluntario y se ha puesto la camiseta del hogar religioso, además de su identificación que, como la del resto del personal, tiene una viñeta de Forges elogiando el trabajo de los voluntarios.

"NO ESTÁ CACHAS"

Urdangarin estará cinco o seis horas en el hogar dos días a la semana, ya que el juez le autoriza a estar un máximo de ocho horas por jornada y tiene que viajar desde la cárcel de Brieva. El director del centro ha respondido a todo tipo de preguntas, entre ellas sobre su opinión sobre el estado físico del marido de la infanta Cristina. "No está cachas, se ha quitado la camisa y se ha puesto la camiseta delante mía", ha dicho.

Paco Sánchez ha añadido que desconoce hasta cuándo estará en el centro Iñaki Urdangarin y que él personalmente está "liberado" de tener que informar por escrito a Instituciones Penitenciarias sobre la evolución del que es desde hoy un voluntario "psicomotricista".

También ha negado vinculaciones directas del centro con la Reina Sofía o la Casa Real y se ha esforzado en explicar que el día a día suyo será igual que el del resto de voluntarios: "Si tiene que entrar y salir del centro, lo hará como el resto".

Urdangarin, según su relato, ha dado en varias ocasiones las gracias por la "oportunidad" brindada desde el hogar religioso. También han acordado que se tutearan y que el cuñado del Rey será llamado Iñaki a pesar de que en su DNI consta que su nombre es Ignacio.

Urdangarin ha abandonado por primera vez sobre las 9.00 horas en un coche la cárcel de Brieva (Ávila) donde ingresó el 19 de junio de 2018 para cumplir una condena de cinco años y diez meses. Algo después de una hora ha llegado al hogar religioso de Pozuelo de Alarcón (Madrid), al que ha accedido por la puerta principal tras saludar brevemente a la prensa, después bajarse del asiento trasero del vehículo.

El marido de la infanta Cristina vestía camisa azul y zapatillas deportivas y llevaba una bandolera de color oscuro. En el trayecto en coche iba acompañado por otras dos personas en el que es su primer día de permiso después de 15 meses ingresado en la cárcel de mujeres de Brieva, donde ocupa un módulo donde no tiene contacto con otros reclusos.

Contador