Actualizado 11/12/2007 11:41 CET

Zabaleta continuará adelante con la querella por calumnias contra Miguel Sanz

BILBAO, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de Aralar, Patxi Zabaleta, aseguró hoy que continuará adelante con la querella por calumnias que ha promovido contra el presidente del Gobierno navarro, Miguel Sanz, después de que ayer se celebrara un acto de conciliación en un Juzgado de Instrucción de Pamplona el líder de la formación abertzale y portavoz de NaBai, y el representante legal del máximo representante del Ejecutivo autonómico.

Zabaleta interpuso a principios de noviembre una demanda de conciliación contra Miguel Sanz para que se retractara de una declaración que realizó durante una conferencia en Madrid, en la que aseguró que el representante de Aralar "seguiría con el objetivo de utilizar la lucha armada, si no perjudicase la consecución de la territorialidad y autodeterminación".

Por su parte, el portavoz de NaBai consideró que esta afirmación era "constitutiva de calumnia" porque se ha mostrado en contra de la lucha armada de ETA "desde hace decenios, incluso cuando estaba en HB". Por eso, concluyó cuando la presentó, "constituye una acusación de un delito y eso es una calumnia".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, Patxi Zabaleta señaló que ayer no se presentó en el Juzgado Miguel Sanz, "siendo un tema personal porque los temas judiciales siempre son personales", y subrayó que envió al director general de Presidencia, al jefe de la asesoría jurídica del Gobierno de Navarra y a un letrado del Gobierno de Navarra, "además con un acuerdo del Gobierno en la mano".

"Y todo para decir que sólo retractará si yo, a mi vez, hago una declaración pública en los términos que él quiere y naturalmente las declaraciones personales que yo hago, hago las que yo quiero, no las que él me vaya a insinuar o decir", añadió.

A su juicio, ello supone "un tergiversación que, además, está llevada a efecto por una persona que, en los últimos dos o tres meses", le ha sacado "a colación más de 10 veces en los mítines de su propio partido, a la hora del pacharán y en otras tantas circunstancias, siempre saliéndose del debate político y entrometiéndose en cuestiones de tipo personal". "Y eso no lo voy a tolerar", aseveró.

El siguiente paso al acto de conciliación, que resultó sin avenencia, sería la interposición de una querella criminal por parte del coordinador general de Aralar, que éste está dispuesto a formalizar.