El 62% de los navarros pide más claridad y transparencia a los bancos

Publicado 10/08/2019 12:38:37CET
Cajero automático
Cajero automáticoEUROPA PRESS - Archivo

Los ciudadanos reclaman también un trato más cercano, que les bajen las comisiones o mayor rentabilidad para sus inversiones

PAMPLONA, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los clientes navarros piden a sus bancos principalmente -62%- mayor transparencia y claridad en su proceder, según indica una encuesta encargada por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache.

Otras peticiones de los ciudadanos a las entidades financieras son un trato más cercano -46%-, que les bajen las comisiones -33%-, que consigan una mayor rentabilidad para el dinero que han invertido -16%- o que presten dinero con más facilidad -10%-.

La necesidad sobre una mayor claridad y transparencia en las gestiones y productos ofrecidos ha aumentado trece puntos en el último año. Esta petición es la primera en todas las edades, salvo entre las personas que tienen más de 65 años, que le dan más importancia a tener un trato cercano con el banco -64%-, ha destacado Irache en una nota.

La asociación ha señalado que la demanda de mayor claridad y transparencia "tiene que ver con la dificultad de los consumidores para entender los productos que les ofrece el banco". El 61% de las personas reconoce que no los comprende, un porcentaje que se ha elevado diez puntos respecto al último año. Aunque esta incomprensión se da en todas las edades, es aún mayor entre las personas de 30 a 45 años.

Una situación, ha afirmado Irache, que "está relacionada con productos que ha comercializado el sector de forma opaca, muchos de ellos referidos a productos complejos". "En muchos de los casos, se ha dado una clara falta de información, que ha hecho que el consumidor no conociese el producto pero lo suscribiese por la confianza que le merecía el banco o sus empleados", ha explicado. Entre estos casos, ha citado las cláusulas suelo y los gastos de constitución de la hipoteca.

La asociación de consumidores también está ayudando a afectados por la quiebra del Banco Popular. Irache ya ha ganado un primer juicio y está a la espera que los jueces se pronuncien sobre otras demandas ya interpuestas. Por otro lado, aguarda la resolución de los recursos interpuestos ante la Audiencia Nacional para ver la viabilidad de los casos que invirtieron antes de esta ampliación.

También se están llevando a cabo casos relacionados con productos complejos con importantes inversiones, de decenas de miles de euros, como participaciones preferentes, aportaciones financieras subordinadas, hipotecas multidivisa o swaps, entre otros.

"En la mayor parte de los casos el problema viene de una falta de transparencia de la entidad al vender el producto, ya que no se informó de los riesgos reales de la contratación ni se comprobó que el cliente tuviese un perfil adecuado para invertir en el producto", ha destacado Irache.

SUBIDA DE LAS COMISIONES

La asociación ha indicado que "algunas entidades han aumentado sus comisiones y han impuesto cargos por operaciones sencillas que antes no existían, como hacer una transferencia o ingresar dinero en efectivo en una cuenta". Los clientes quieren saber si el banco puede cobrar por operaciones de este tipo o si la comisión que les han aplicado, que en muchas ocasiones ha crecido, es legal.

"Más allá del importe de la comisión, el problema suele ser la desinformación del cliente, al que no le han comunicado que se le va aplicar la comisión o la modificación de ésta", ha señalado. "Caso aparte es el de algunas entidades que han comenzado a aplicar comisiones que antes no cargaban a los clientes que les han reclamado el suelo hipotecario", ha añadido.

Otras personas han acudido a Irache porque "no entienden el préstamo que han suscrito con el banco, las condiciones o los intereses que tendrán que pagar". En ocasiones, los consumidores "creen que han contratado un préstamo personal ordinario para financiar una compra y en realidad han suscrito un crédito revolving que, a largo plazo, les supone endeudarse y tener que pagar más dinero". Otro problema por el que han acudido muchas personas es que "se les ha dado de alta una tarjeta que no han solicitado".

Por todo ello, Irache ha considerado que es labor de los bancos hacer comprensibles al consumidor sus productos financieros antes de que éste los pueda contratar. "Es necesario que las entidades bancarias se esfuercen por implementar en sus métodos de trabajo una mayor transparencia, que permita asegurar que el cliente comprende las características y riesgos de un producto antes de contratarlo", ha subrayado.

Al mismo tiempo, el consumidor "debe ser responsable de sus decisiones y antes de firmar cualquier producto o documento en el banco, debe asegurarse de comprender qué significa el producto, qué le ofrece y qué riesgos asume al suscribirlo", ha recalcado.

Contador

Para leer más