(Ampliación) Francisco Pérez González, nombrado nuevo arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela

Actualizado 31/07/2007 16:32:51 CET

Sustituye a monseñor Fernando Sebastián, quien se jubila tras 14 años en Navarra

PAMPLONA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Francisco Pérez González, actual arzobispo castrense y director Nacional de las Obras Misionales Pontificias, fue nombrado hoy arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela en sustitución de monseñor Fernando Sebastián, quien durante 14 años ha estado al frente de las Diócesis de Pamplona y Tudela.

Fernando Sebastián ofreció este mediodía una rueda de prensa como despedida. La semana pasada recibió la carta en la que se le informaba de que el Papa había aceptado su renuncia, que presentó en diciembre de 2005 cuando cumplió 75 años. La jubilación de monseñor Sebastián se hizo efectiva a las 12 horas de hoy 31 de julio, aunque de momento continuará como administrador apostólico de ambas Diócesis, la de Pamplona y Tudela, hasta que el nuevo arzobispo tome posesión.

Según explicó Fernando Sebastián, todavía no está fijada la fecha de toma de posesión pero anunció que tendrá lugar a finales del mes de septiembre. Entonces, el hasta ahora arzobispo se instalará en la Casa de Espiritualidad de Málaga. "Tengo una sensación especial, porque esta vez es dejar una diócesis para no ir a ninguna", dijo, para añadir que tendrá que resituarse a su nueva vida.

Continuará su tarea como arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela Francisco Pérez González, de 60 años, nacido en Frandovínez (Burgos). Es conocedor de la realidad de Navarra por sus repetidos viajes como responsable de las Obras Misionales Pontificias y por su antiguo trabajo pastoral en Soria tras recibir el 6 de enero de 1996 la ordenación episcopal como obispo de Osma.

El 12 de febrero de 2001 fue nombrado director Nacional de Obras Misionales Pontificias y el 30 de octubre de 2003, arzobispo castrense.

BALANCE EN NAVARRA

En la rueda de prensa, Fernando Sebastián, nacido en Calatayud (Zaragoza), hizo un balance "claramente positivo", desde su punto de vista personal, de su estancia en Navarra. Según detalló, ha podido vivir "muy intensamente" su fe, "al servicio de la Iglesia y de la sociedad entera", expuso, para manifestar que ha desarrollado una misión de "concordia, paz y convivencia".

De estos 14 años en la Comunidad foral, el hasta ahora arzobispo dijo que se queda con todo. "Todo ha sido muy intenso e interesante", expuso, y destacó algunos eventos como las Jornadas del Pueblo de Dios, el centenario de San Francisco Javier, los viajes con los jóvenes a las convocatorias del Papa, etc... "He participado muy intensamente en las celebraciones del pueblo de Dios en Navarra", dijo, para añadir que ha recorrido muchos kilómetros de la Comunidad.

Sus desaciertos en estos años dijo que él no los iba a decir, "que los digan los demás". "Hay momentos de alegrías y pesares", señaló, y resaltó que ahora que se jubila hay menos navarros que asisten a sus deberes religiosos que cuando llegó. "Es una tristeza, me gustaría que fueran muchos más", afirmó.

Preguntado por su sucesor, Fernando Sebastián señaló que es un hombre más joven, que fue obispo de Osma y es obispo castrense, con una "experiencia pastoral muy amplia y compleja". "Es un hombre cordial, afable, sencillo, de mucho corazón y espiritualidad", dijo, para asegurar que está contento con su nombramiento "porque va a ser un buen sustituto".

Entre los consejos que le dio, destacó que se tome tiempo para conocer Navarra. "Que sea servidor humilde, sincero", señaló y expuso que la vida de un obispo es "muy abierta, con muchas relaciones". Le recomendó que esté "tranquilo".

NUEVO ARZOBISPO

Monseñor Francisco Pérez, que ingresó en el Seminario de Burgos en 1958 y fue ordenado sacerdote en Trento (Italia) en 1973, envió hoy mismo un mensaje a los navarros en el que manifestó su "disponibilidad y servicio". "No voy a vosotros con pretensiones especiales, sino que voy como un humilde servidor", señaló.

Destacó de Sebastián su "testimonio, su celo y su entrega serán para mí un estímulo en la nueva misión que Cristo me encomienda en nombre de la Iglesia". "Muy agradecidos hemos de estar a don Fernando. Quiero decirle que estas tierras de Navarra siempre serán brazos abiertos para lo que necesite", expuso.

AGRADECIMIENTO

En la rueda de prensa de hoy, el vicario general, Luis Oroz, destacó que hay "muchos motivos" de agradecimiento a monseñor Sebastián y "felicitarle" por estos 14 años de servicio. "Ha sido un obispo para nosotros", destacó, para añadir que ha sido una "gracia y un privilegio para nuestra diócesis".

Oroz destacó que el hasta ahora arzobispo ha sido un "trabajador incansable". "En los tiempos que corren no tiene que ser nada fácil ser obispo porque desde fuera de la Iglesia muchos le querrían mudo o encerrado en la sacristía y desde dentro de la Iglesia se le exige que sepa de todo, que está siempre a disposición de todos... se le pide mucho", indicó.

El vicario general señaló que monseñor Sebastián siempre tendrá en Navarra "su casa y su acogida". "Seguiremos mantiendo nuestro afecto, nuestra gratitud y nuestra amistad", indicó.