Publicado 08/09/2022 10:01

El desdoblamiento de los túneles de Belate y Almandoz (N-121-A) obtiene la declaración de impacto ambiental favorable

Recreación de la duplicación de los túneles de Belate y Almandoz. En imagen, la futura entrada sur de las galerías de Almandoz, con el actual túnel a la derecha y el nuevo túnel a la izquierda.
Recreación de la duplicación de los túneles de Belate y Almandoz. En imagen, la futura entrada sur de las galerías de Almandoz, con el actual túnel a la derecha y el nuevo túnel a la izquierda. - GOBIERNO DE NAVARRA

PAMPLONA, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El proyecto de desdoblamiento de los túneles de Belate y Almandoz, situados en la carretera N-121-A, ha obtenido la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable por parte del Gobierno de Navarra.

Mediante resolución del Director General de Medio Ambiente, se concluye que se trata de "un proyecto sostenible de impacto moderado". Asimismo, se determinan las condiciones en las que debe desarrollarse el proyecto para la adecuada protección del medio ambiente y los recursos naturales, según explica en un comunicado el Gobierno foral.

Cabe recordar que el Ejecutivo foral adoptó en octubre de 2019 la decisión de duplicar los túneles para "aumentar la seguridad de la infraestructura" y, por otro lado, para dar cumplimiento de la Directiva 2004/54/CE, sobre requisitos mínimos de seguridad para túneles de la Red Transeuropea de Carreteras.

El estudio de impacto ambiental identifica las potenciales afecciones que pueden derivarse de la modificación geomorfológica del terreno y la modificación de usos. Sobre los impactos a la fauna y a la flora, el estudio señala que su impacto se puede considerar "moderado". Tampoco se considera que el proyecto dará lugar a una modificación de las condiciones actuales de conectividad del territorio.

Dado que parte de la superficie del proyecto se encuentra en el interior de un espacio natural de la Red Natura 2000, se ha incluido una evaluación específica que analiza la afección a los hábitats de interés comunitario y a los elementos claves por lo que Belate ha sido designado Zona Especial de Conservación (ZEC). Se concluye que la ejecución del proyecto sobre el espacio ZEC genera un impacto "compatible sobre una extensión puntual del mismo"; de manera que los efectos adversos generados "no se estiman notorios sobre espacios adyacentes ni elementos de interés para la ZEC".

El estudio establece por tanto que las principales medidas de prevención y de corrección de impactos se corresponden con el diseño de la actuación, por lo que "fundamentalmente son de carácter preventivo". Tras la aplicación de estas medidas, la valoración global es de un proyecto "sostenible de impacto moderado".

Las medidas se refieren principalmente a la protección de la vegetación, la fauna, el sistema hidrológico y el patrimonio histórico cultural; medidas de carácter forestal por la afección a montes de utilidad pública (MUP); integración ambiental de la obra; mitigación de afección por ruidos; gestión de residuos de obra; y seguimiento ambiental durante las obras y tras su finalización.

VENTAJAS DE LA DUPLICACIÓN DE LOS TÚNELES

El nuevo trazado de duplicación de los túneles de Belate y Almandoz dispondrá de una longitud de 7.647 metros, adyacente al tramo existente en la margen oeste y separado entre ejes en los tramos de túnel entre 30 y 100 metros. Constará de 5 tramos: tramo a cielo abierto previo al túnel de Belate; túnel de Belate; tramo a cielo abierto entre túneles; túnel de Almandoz; y tramo a cielo abierto tras el túnel de Almandoz.

El Gobierno de Navarra ha afirmado que la duplicación de los túneles "conlleva una serie de ventajas destacadas sobre otras alternativas para adecuar las infraestructuras a la normativa europea". "Se trata de una solución definitiva, al disponer de dos tubos los sentidos de circulación son independientes y se reduce el número de vehículos que transitan por cada uno de los túneles, y la ventilación longitudinal es suficiente ya que la circulación en cada tubo es unidireccional", ha apuntado.

Además, en caso de avería de un vehículo en el interior de uno de los tubos, posibilita cortar un carril dentro del mismo y se permite el paso por el otro carril. Si el incidente es más grave "se puede cerrar uno de los tubos completamente a la circulación y desviar todo el tráfico por el otro", haciéndolo momentáneamente "bidireccional", sin necesidad de desviar uno de los sentidos de circulación por el puerto. Por ello, la duplicación de los túneles "conlleva en todo caso una agilización en la intervención de los equipos de emergencia", ha resaltado el Ejecutivo foral.

Contador