Publicado 27/01/2021 10:52CET

Finalizan las obras de reurbanización y repavimentación de las calles Ansoleaga y San Francisco de Pamplona

La Comisión de Urbanismo visita las obras de reurbanización de las calles Ansoleaga y San Francisco de Pamplona
La Comisión de Urbanismo visita las obras de reurbanización de las calles Ansoleaga y San Francisco de Pamplona - AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

Los trabajos han dejado calzada y aceras a la misma altura y han contado con una inversión municipal de 120.000 euros

PAMPLONA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Urbanismo, encabezada por el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha visitado este miércoles las obras de reurbanización y repavimentación del final de la calle Ansoleaga y del primer tramo la calle San Francisco que acaban de concluir.

La actuación ha contado con un presupuesto de 120.000 euros, al incluirse mejoras en las canalizaciones municipales de electricidad, ha explicado el Consistorio pamplonés en una nota.

Las obras han consistido en la transformación de ambos tramos de calle por completo, ya que se ha pavimentado acera y calzada a una misma cota. Además, se ha generado una nueva línea de sumideros para la recogida de pluviales y para la recogida en la red de saneamiento de las bajantes de los tejados.

De esta manera, aunque la zona permite el paso de vehículos, se ha querido darle un carácter más peatonal de la calle, eliminando las barreras arquitectónicas que suponen los escalones de los bordillos en las aceras estrechas actuales.

Además, la igualdad de nivel entre calzada y acera homogeneiza la calle con el resto del Casco Antiguo (calle Nueva, Zapatería, Mayor, Jarauta...).

Está previsto continuar los trabajos en una segunda fase para concluir la calle San Francisco desde el convento de las Salesas, futura sede de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y que actualmente está en obras, hasta su unión con la calle Mayor.

Se llevarán a cabo una vez la Mancomunidad realice las tareas para introducir servicios en esa calle, dentro de las obras de adecuación de su nueva sede.

A partir de ese momento comenzarían los trabajos en la calle san Francisco, antes de que se coloque el andamiaje que requiere el fin de las obras del edificio.

Únicamente quedan pendientes en estos momentos de la primera fase de las obras en Ansoleaga y San Francisco, las últimas labores de limpieza y la colocación de algunos elementos del mobiliario urbano, como bancos y jardineras, junto con la resolución de alguna afección a tragaluces privados próximos.

La nueva disposición ha permitido la ampliación de las aceras actuales y la creación de pequeños espacios peatonales que se dotan de bancos y elementos vegetales.

Las obras han supuesto la demolición de parte de la calzada y de las aceras existentes para sustituirlas por una calzada central asfaltada de tres metros en la mayor parte del recorrido y las aceras, que se han colocado al mismo nivel que la calzada y con tamaño variable según la zona. Estas se han realizado con losetas de 30x20 en color veteado acero y separadas de la calzada por un bordillo blanco.

Por otro lado, se mantienen las plazas de aparcamiento actuales para personas con movilidad reducida, motos y la reserva de espacio de 10 metros de longitud para la Cámara de Comptos, además de los servicios existentes como los contenedores para la recogida de residuos.

Con la acera y la calzada a una misma altura ha sido necesaria una nueva ubicación de los sumideros de recogida de aguas pluviales, que se han colocado ahora en el centro de la calle.

Esta nueva disposición, junto con la recogida de bajantes de los edificios, ha generado la creación de arquetas para un mejor funcionamiento y mantenimiento de redes, han destacado desde el Consistorio pamplonés.

Según ha indicado, la mejora ha contado con la dificultad y curiosidad de una mineta de mampostería, que data de 1810, a la que se derivan las redes de pluviales y las bajantes de esa zona, y que el Ayuntamiento no quiere recargar con nuevas conexiones. La existencia de esa mineta y su mantenimiento han exigido una especial delicadeza en la ejecución de los trabajos.

Para leer más