El Gobierno foral promueve una estrategia para relacionarse con la ciudadanía navarra en el exterior

Pello Pellejero y Ana Ollo, en la rueda de prensa
GOBIERNO DE NAVARRA
Publicado 01/10/2018 11:41:25CET

Ollo ha presentado una propuesta que será sometida a participación ciudadana y que incluye distintas medidas

PAMPLONA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra, a través de la Dirección General de Relaciones Institucionales, ha presentado el borrador de la Estrategia para la Ciudadanía Navarra en el Exterior, una iniciativa promovida por "primera vez" por el Ejecutivo foral y con la que se quiere promover las relaciones con la ciudadanía navarra en el exterior.

En la elaboración de la estrategia también han participado las vicepresidencias de Desarrollo Económico y de Derechos Sociales, así como los departamentos de Educación y Cultura, Deporte y Juventud. La iniciativa va a ser sometida a participación ciudadana a partir de este lunes en el portal de Gobierno Abierto.

El proceso de elaboración de la estrategia parte de un diagnóstico sobre la propia diáspora navarra, fruto de un trabajo realizado entre finales de 2017 y principios de 2018 y que ha consistido en el estudio y análisis de datos y la participación de distintos agentes y de la propia diáspora, lo que da "una imagen aproximada de la situación actual de este fenómeno".

En palabras de la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales Ana Ollo, que ha presentado el borrador junto al director general de Comunicación y Relaciones Institucionales, Pello Pellejero, la estrategia "pretende convertirse en un instrumento que contribuya a la mejora de la gestión de las relaciones con la ciudadanía navarra que reside tanto en el extranjero como en otras comunidades autónomas del Estado".

"Entendemos que la conexión y vinculo de esta ciudadanía navarra deben convertirse en un activo para el bien común de Navarra", ha resaltado Ollo.

Según los datos, más de 26.000 navarros están inscritos en el CERA (Censo Electoral de Residentes en el extranjero) y más de 9.500 figuran en el Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero. Además, se observa que desde el 2008 han emigrado al extranjero más de 6.500 personas nacidas en Navarra. Un total de 4.496 jóvenes residen en el extranjero.

De los datos se deduce que "se van las personas más preparadas" y que seis de cada 10 se va por trabajo, mientras que cuatro de cada diez lo hacen por otros motivos. En general, están satisfechos con su trabajo, pero siete de cada diez volverían a Navarra si se diesen circunstancias adecuadas: trabajo, familia, etcétera.

En este sentido, es más proclive al retorno quien vive solo o quien lleva menos tiempo en el exterior. Sólo dos de cada diez cree que Navarra le puede dar oportunidades profesionales; cuatro de cada diez emprenderían proyectos en Navarra; y siete de cada diez creen que debe potenciarse la comunicación de Gobierno con la diáspora.

Analizando estos datos, ha expuesto Ollo, "pensamos que debemos impulsar medidas que tiendan más hacia un retorno intangible, que mantenga su vinculación con Navarra", ya que "más de nueve de cada diez personas que ha contestado el cuestionario manifiestan su interés y afinidad por Navarra".

"El distanciamiento con el entorno de partida dificulta el retorno y favorece la desvinculación. Por ello, es necesario no romper ese vínculo. Mantenerlo vivo, alimentado. Conforme aumenta el tiempo de residencia se instalan social y familiarmente fuera", ha remarcado la consejera.

TRES EJES

En concreto, la estrategia se compone de acciones que giran en torno a tres ejes: la mejora de la comunicación-conexión con la ciudadanía navarra en el exterior; acciones en el ámbito de lo que se denomina retención/retorno del talento; y acciones de cooperación activa entre los distintos agentes.

En el eje estratégico de comunicación-conexión el objetivo general es "fomentar el vínculo con las personas navarras, o relacionadas a Navarra, promoviendo la colaboración, comunicación, cooperación y participación".

Por su parte, el eje de retención-retorno pretende "evitar la salida involuntaria de navarros y facilitar el regreso voluntario, a través de acciones como la evaluación de ayudas al retorno, conexión de ofertas de trabajo, programas de estancia temporal o el fomento de Fondos de Inversión de Investigación e Innovación Social".

Por último, el eje de cooperación activa busca "fomentar la cooperación económica, social y de innovación con la diáspora a través de actuaciones como la creación de una plataforma de colaboración publico-privada para coordinar acciones con la diáspora, el liderazgo público de la sinergias de internacionalización o la identificación, acceso e incorporación de personas altamente cualificadas en la diáspora para mentorizar proyectos de interés para Navarra, entre otras".