Publicado 16/03/2022 12:10

El Gobierno muestra su conformidad a la toma en consideración de la proposición de modificación de la Ley Foral de Juego

La proposición recoge la no autorización de la instalación de establecimientos de juego a menos de 300 metros de centros escolares

PAMPLONA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra ha adoptado, en su sesión de este miércoles, un acuerdo por el que manifiesta su conformidad a la toma en consideración de la proposición de Ley Foral de modificación de la Ley Foral 16/2006, de 14 de diciembre, del Juego presentada por los grupos parlamentarios PSN y Geroa Bai.

Así lo ha anunciado el portavoz Javier Remírez en la rueda de prensa posterior a la sesión de Gobierno quien ha destacado que esta proposición "va en la línea de actuación" mantenida por el Ejecutivo foral que ya en octubre de 2019 inició unos trabajos preliminares para la modificación de la Ley Foral del juego centrados en la "prevención de la ludopatía, protección de las y los menores de edad y colectivos desprotegidos, y potenciación del juego responsable".

El Ejecutivo foral ha destacado que está "firmemente comprometido" con los objetivos que persigue la modificación de la Ley Foral: establecimiento de medidas para la reducción de los riesgos de la adicción, especialmente en sectores más vulnerables y desprotegidos; la disminución de la accesibilidad, la reducción de la exposición, así como la actuación sobre los factores de protección desde la educación y la sensibilización social, y, en suma, el establecimiento de mecanismos de interacción entre los ámbitos educativos, familiares, sociales y sanitarios.

Entre otras cuestiones, la proposición recoge que no se autorizara la instalación de establecimientos específicos de juego a menos de 300 metros de centros escolares, centros oficiales para la rehabilitación de personas jugadoras patológicas, centros residenciales de personas con discapacidad intelectual o con enfermedad mental, centros sanitarios, deportivos, culturales y recreativos y casas de la juventud. Además, la distancia mínima entre establecimientos de juegos y apuestas distará al menos 300 metros.

Además, la proposición de Ley Foral recoge que se establecerá control remoto de acceso a las máquinas de juego en los bares o establecimientos de hostelería.

Por otro lado, se prohíbe la inserción de publicidad de todo tipo de apuestas deportivas del ámbito de la Comunidad Foral en equipaciones, instalaciones, patrocinios o similares en cualquier tipo de competición, actividad o evento deportivo, siempre y cuando la entidad de que se trate tenga su domicilio social en Navarra y la competición, actividad o evento deportivo sea de ámbito local o autonómico. No podrán optar ni obtener subvenciones públicas aquellas actividades deportivas que estén patrocinadas, en todo o parte, o tengan publicidad de empresas dedicadas al juego en todas sus modalidades.