La iniciativa popular 'Sanfermines 78: Gogoan' presenta una queja ante el Defensor para pedir "justicia y reparación"

Actualizado 30/01/2009 13:58:14 CET

PAMPLONA, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

La iniciativa popular 'Sanfermines 78: Gogoan' presentó hoy una queja al Defensor del Pueblo de Navarra, Francisco Javier Enériz, en la que exige "verdad, justicia y reparación" ante los sucesos ocurridos el 8 de julio de 1978 a la salida de la plaza de toros, cuando el joven Germán Rodríguez falleció por disparos de la policía.

El miembro de la iniciativa popular Ramón Contreras declaró hoy, antes de hacer entrega del documento a Enériz, que en el escrito piden la intervención del Defensor al ser "una institución foral cuyo objetivo es velar por el respeto a los derechos reconocidos a la ciudadanía".

Conteras explicó que después de que consiguiesen la reposición de la estela en memoria de Germán, sita en la Avenida Roncesvalles, desde la iniciativa se plantearon la necesidad de "seguir luchando por conseguir esclarecer la verdad de aquellos acontecimientos", motivo por el cual decidieron presentar ante el Defensor esta queja firmada "simbólicamente" por dos letrados, dos personas de la iniciativa popular y dos de los heridos en aquellos acontecimientos.

Según destacó, en mayo de 2008 un grupo de profesionales del Derecho suscribió un manifiesto, al que se adhirieron más de 70 profesionales, en el que reflexionaban sobre la "negativa total" por parte de la Justicia a "enjuiciar aquellos acontecimientos" y la "falta de respuesta por parte de los poderes públicos ante aquellos gravísimos hechos", documento que también entregaron hoy al Defensor, junto a diverso material realizado por las Peñas en el momento del suceso.

Desde 'Sanfermines 78: Gogoan' mostraron su "total" disposición al Defensor para aportar "cualquier tipo de material" que esté en su poder en relación con aquellos acontecimientos, además de "todos nuestros testimonios". En esta línea, hicieron un llamamiento a "todos aquellos que fueron damnificados de alguna forma" durante los San Fermines de 1978 a que se "sumen y se hagan visibles" para "unirse en este camino que estamos siguiendo" y así "poder alcanzar la verdad".

En la queja presentada hoy a Enériz, manifiestan que "tanto en los sucesos de julio del 78, como en su posterior consideración por las diferentes instituciones" se aprecia "la presencia de una conculcación de varios elementos de interés general, como son la falta de esclarecimiento de aquellos hechos, la negativa por parte de los tribunales a enjuiciarlos y la ausencia total de responsabilidades por quienes los cometieron".

En su opinión, es "conocido" que los diversos procedimientos judiciales abiertos por esta causa "han sido cerrados sin que ninguno de ellos haya avanzado en el terreno de una respuesta satisfactoria para el conjunto de la sociedad", por lo que aseguran que "nos encontramos ante una justificada queja por clara negligencia de la Administración de Justicia de Navarra".