El ISPLN lanza una campaña para evitar accidentes en trabajos realizados en cubiertas y tejados

Publicado 03/07/2019 10:13:26CET
Cartel de la campaña
Cartel de la campaña - GOBIERNO DE NAVARRA

   PAMPLONA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) ha lanzado una alerta de seguridad destinada a prevenir accidentes en trabajos realizados en cubiertas y tejados, que suelen coincidir con la llegada del verano, bajo el lema 'Pisa sobre seguro. Ibil zaitez arriskurik Gabe'.

   La difusión de los consejos de seguridad se llevará a cabo mediante la distribución de 3.000 carteles. Con el mismo fin, el ISPLN ha contactado con 576 empresas de mantenimiento y construcción, así como con los servicios de prevención ajenos, para recordarles la importancia de adoptar todas las medidas preventivas necesarias antes de iniciar cualquier tipo de trabajo, obra o actuación en una cubierta. Asimismo, se ha habilitado un espacio específico en la página web del ISPLN en el que se da información pormenorizada sobre este tema.

   Las medidas difundidas por el ISPLN recomiendan verificar que en la cubierta existen elementos de resistencia suficientes; utilizar equipos de trabajo adecuados para trabajos en altura; instalar medidas de protección colectiva como pasarelas o redes de protección bajo cubierta; y equipar a la persona que ejecuta el trabajo con un arnés anticaída unido a línea de vida, comprobando su utilización correcta. Con la aplicación de dichas medidas "se podrían evitar accidentes graves y mortales", ha destacado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

208 ACCIDENTES DESDE 2010

   Desde 2010, el ISPLN ha investigado un total de 208 accidentes por caída a distinto nivel que provocaron, además de lesiones de diversa consideración, la muerte de diez personas. Cuatro de esos fallecimientos se debieron a caídas desde cubiertas.

   De hecho, aunque los accidentes desde cubiertas apenas suponen 28 de los 208 accidentes por caída investigados, representan el 40% de las muertes provocadas por caídas a distinto nivel. Además, dejaron el 30% de los heridos muy graves. El último fallecimiento registrado por estas causas se produjo en el mes de agosto de 2018, cuando la estructura de la cubierta de una fábrica cedió cuando un trabajador realizaba trabajos de mantenimiento en la zona más elevada.

   Los datos recabados en los últimos años indican que, con frecuencia, se trata de trabajos de reparación improvisados, sin la adecuada planificación de su ejecución y sin evaluación de los posibles riesgos asociados a estas tareas o no se dispone de equipos de trabajo adecuados ni de los oportunos medios de protección colectiva e individual. Además, en ocasiones, estos medios se han instalado incorrectamente o no se da la necesaria supervisión del uso adecuado de los mismos. A todo ello se suman "carencias en la formación del personal que va a realizar esas labores de mantenimiento, en especial respecto a las medidas preventivas a aplicar", ha indicado el Ejecutivo foral.

   Además, a estos factores se suma que tras estos accidentes se halla la fragilidad de los materiales de este tipo de cubiertas (fibrocemento, lucernarios, falsos techos) o el mal estado de los forjados bajo teja, elementos que colapsan con facilidad con el peso de una persona.

TRABAJOS DE VERANO

   El ISPLN ha programado la campaña de concienciación al inicio del verano debido a que la llegada del buen tiempo favorece la realización de trabajos de renovación o mantenimiento de canalones, tejados y cubiertas.

   Con el lema 'Pisa sobre seguro. Ibil zaitez arriskurik gabe', Salud Pública pretende incidir en las medidas de seguridad que tanto la plantilla como las empresas que realizan este tipo de actividad de mantenimiento, reparación o sustitución de elementos constructivos en altura, deben adoptar para evitar consecuencias trágicas.

   Dadas las características de la población trabajadora a la que se dirige la campaña, personal de mantenimiento y construcción especialmente, el Instituto de Salud Pública y Laboral, además de en castellano y en euskera ha editado el mensaje en otros seis idiomas: inglés, francés, portugués, árabe, rumano y búlgaro.

Contador