Izquierda-Ezkerra cree que "no hay ninguna razón jurídica ni política" para impugnar las listas de Bildu

José Miguel Nuin, Candidato De Izquierda-Ezkerra A La Presidencia Navarra.
EUROPA PRESS
Actualizado 27/04/2011 15:24:52 CET

PAMPLONA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El candidato de Izquierda-Ezkerra a la Presidencia del Gobierno de Navarra, José Miguel Nuin, ha defendido que "no hay ninguna razón jurídica ni política" para impugnar las listas de Bildu.

A preguntas de los periodistas, después de ofrecer una rueda de prensa en Pamplona, Nuin ha destacado que aunque respetarán y aceptarán lo que los tribunales digan sobre esta cuestión, "jurídicamente los candidatos de las listas de Bildu deben concurrir a las elecciones con normalidad".

El líder de Izquierda-Ezkerra ha incidido en que la ley de partidos está para que "no haya cargos públicos en convivencia con una estrategia violenta de una organización como ETA o como la que sea", y ha recalcado que "todos y cada uno de los candidatos" de la coalición de EA, Alternatiba e independientes "han firmado un compromiso personal rechazando y condenado la violencia".

Por lo tanto, en opinión de Nuin, "a partir de esa posición y ese compromiso, no cabe que se pueda dar una convivencia con una estrategia violenta si es que se mantiene en el futuro por parte de quien sea".

"Jurídicamente los candidatos de las listas de Bildu deben concurrir a las elecciones con normalidad, y es lo que queremos nosotros, porque queremos confrontarnos democráticamente y en las urnas con la derecha y el nacionalismo vasco con normalidad", ha agregado el candidato de Izquierda-Ezkerra.

En este sentido, ha tildado de "lamentable" que "una vez más, con la que está cayendo socialmente en Navarra y en el conjunto del Estado, acercándonos a los 5 millones de parados, todo el centro de atención mediática sea esta cuestión".

En todo caso, ha asegurado que "la ilegalización de Bildu sería un problema serio desde el punto de vista de la normalidad democrática, porque no se dejaría a una parte de la sociedad concurrir a las elecciones". "Además, distorsiona el debate político y social y nos trasladaría a unos ejes de debate con callejones sin salida", ha concluido.