Actualizado 11/01/2010 18:50 CET

NaBai dice que el Gobierno de Navarra "ha sometido la financiación de la UPNA a un mercadeo políticamente indecente"

PAMPLONA, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Nafarroa Bai en la Comisión de Educación del Parlamento de Navarra, María Luisa Mangado, afirmó hoy que el Gobierno foral "ha sometido la financiación de la Universidad Pública de Navarra a un mercadeo políticamente indecente" y exigió al Ejecutivo "una apuesta firme, más allá de declaraciones públicas puntuales, a favor de la UPNA".

María Luisa Mangado se pronunció así en un comunicado después de que esta mañana el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, afirmara que la Universidad Pública de Navarra es "la universidad mejor financiada desde una Administración del conjunto de las universidades públicas de España" y añadiera que su gabinete "no tiene absolutamente nada en contra de la UPNA".

La parlamentaria nacionalista respondió a Sanz que "una cosa es no tener nada en contra de la máxima institución educativa de Navarra, sobre lo que se pueden albergar dudas a la vista de la política de la derecha navarra, y otra muy distinta fomentarla e impulsarla desde el Gobierno de acuerdo a los parámetros y necesidades de una universidad pública propia del siglo XXI".

La portavoz de Nafarroa Bai en Educación señaló que "no sería suficiente con que la UPNA tuviese mejor presupuesto que otras universidades del Estado, y menos todavía en un momento en el que se está poniendo en marcha el espacio educativo europeo, ya que es obvio que los Presupuestos del Gobierno de Navarra han conllevado, sin lugar a dudas, una limitación en el desarrollo de la UPNA y su adaptación al Plan Bolonia".

Para Nafarroa Bai, "es insuficiente que se asegure la viabilidad de la UPNA, que no es poco a la vista de que esta premisa ni siquiera estaba garantizada con el proyecto de Presupuestos para 2010 de UPN".

Mangado expresó su apuesta "por una Universidad Pública económicamente estable, cuyo principal valor definitorio sea la excelencia, y en la que se ofrezcan, además de las actuales, aquellas titulaciones, como Medicina, exigidas por la sociedad navarra; y por supuesto que no esté sometida al mercadeo político".

La parlamentaria nacionalista afirmó que "la UPNA no puede ser subsidiaria de la Universidad de Navarra, que es privada, tal y como pretende el actual Gobierno foral al negar la posibilidad tanto de incorporar nuevas titulaciones, como de aportar el presupuesto necesario para el desarrollo de la UPNA en condiciones de máxima calidad".

En esta línea, María Luisa Mangado apuntó que "cuando en la apertura del curso universitario el rector de la UPNA solicitó la puesta en marcha de nuevos títulos y una mejora en la financiación, el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, le respondió, de algún modo, que se buscase la vida fuera".

Finalmente, y en cuanto al requerimiento de información por parte del Ejecutivo foral acerca del incremento de 56 plazas, María Luisa Mangado señaló que "la confianza se demuestra andando" y defendió "la autonomía de la UPNA". "Si el Ejecutivo foral quería mayor información debía haberlo solicitado con tiempo suficiente, porque de lo contrario se podría entender que lo que se hace es poner trabas constantes a la gestión de la Universidad Pública", dijo.