Actualizado 16/09/2008 16:28

Ocho efectivos de Protección Civil de España y Francia, condecorados por el rescate de una espeleóloga en el Pirineo

PAMPLONA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cinco agentes de la Guardia Civil, dos agentes de la Gendarmería francesa y un jefe de Bomberos de Francia fueron condecorados esta mañana en la Delegación del Gobierno en Navarra por la labor que realizaron en agosto de 2007 en el rescate de una espeleóloga belga que quedó atrapada en el Pirineo navarro, en una sima a 650 metros de profundidad.

En concreto, estas ocho personas recibieron de manos de la delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sáiz, la Medalla al Mérito de la Protección Civil en su categoría de Bronce y con distintivo Azul, en un acto en el que también estuvieron presentes el vicepresidente primero del Gobierno de Navarra, Javier Caballero, y el cónsul de Francia en Bilbao, Gerard Guillonneau.

La entrega de la medalla se justifica en que todos los condecorados "se han distinguido por un ejemplar cumplimiento de sus deberes en el desarrollo de una extraordinaria labor en el rescate de la ciudadana belga, salvaguardando con su pericia, laboriosidad y elevado espíritu de sacrificio la integridad física de la mujer".

La espeleóloga Anette Van Houtte quedó atrapada durante tres días en una sima de la Piedra de San Martín, en el término de Isaba. La mujer accidente sufría, además, la fractura de tres dedos del pie. En su rescate participaron efectivos de la Guardia Civil, gendarmes, bomberos y espeleólogos.

La delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sáiz, afirmó tras la entrega de las medallas que resulta "satisfactorio ver la labor de personas que se ocupan en salvar a los demás". "No pensáis en el riesgo propio, sino en las personas que os necesitan", destacó dirigiéndose a los condecorados.

Además, destacó que los profesionales de Protección Civil no actúan "por obligación, sino por convicción" y mostró su "admiración por quienes trabajan día a día" en esta tarea.

Igualmente, afirmó que "la sociedad tenía presente" a los agentes que trabajaban en agosto de 2007 en el rescate de la espeleóloga belga, pese a que no conocían ni sus caras ni sus nombres, y quiso reconocer a quienes desempañan esta labor "desde el anonimato".

En el acto también estuvieron presentes el cónsul honorario de Francia en Pamplona, Miguel Ángel Cazón, el coronel de la Guardia Civil de Navarra, Benito Salcedo, el jefe superior de la Policía Nacional en Navarra, José Luis Gago, y el director gerente de la Agencia Navarra de Emergencias, David Sáinz.