Publicado 06/07/2020 18:11:41 +02:00CET

Salud Mental utilizó la videollamada como medio principal de comunicación con sus pacientes durante el confinamiento

PAMPLONA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Hospital de Día-I de Salud Mental, situado en el Pabellón Blanco del Complejo Hospitalario de Navarra, utilizó la videollamada como vía principal para realizar las consultas con sus pacientes durante el confinamiento por la pandemia del COVID-19.

Alrededor de diez pacientes fueron atendidos a través de la herramienta skype en consultas individuales entre terapeuta y paciente, una media de tres por semana. Además, como vía de consulta se creó un blog donde se publicaba material sobre hábitos de vida saludable, ocio, relajación, y manejo de la ansiedad, ha indicado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

El Hospital de Día-I atiende a pacientes psiquiátricos que están en situación sub-aguda, sobre todo trastornos afectivos, psicóticos y de personalidad, como alternativa a un ingreso en Unidad de Agudos, o que precisan una intervención más intensiva que la que se puede ofrecer a nivel ambulatorio. Los ingresos tienen una duración media de 35 días hábiles y después, normalmente se remiten a su centro de salud mental de referencia.

Tal y como explica Fernando Morrás, director del Hospital de Día-I de Salud Mental, en la etapa de confinamiento se suspendieron la mayor parte de actividades presenciales y todas las grupales, y se primó el seguimiento telefónico y también la videollamada. Se mantuvieron algunas consultas presenciales para pacientes en situación de crisis o aquellos en los que por su propia psicopatología o circunstancias (trastorno mental grave, problemas de adherencia al tratamiento, etc.) se hacía aconsejable una intervención más directa.

La valoración de pacientes y profesionales ha sido "muy positiva". "Para el paciente resultaba más cómodo poder comunicarse desde casa (evitándose también las restricciones y medidas de control para las salidas impuestas por la pandemia) y a nosotros nos permitía dialogar con él o ella sin mascarilla y nos proporcionaba datos de cómo era el entorno donde vivía, su aspecto general, que nos ayudaba mucho", explica Morrás.

Antes del confinamiento, el Hospital de Día-I nunca había utilizado skype como forma de comunicación con el paciente, pero "a la vista de los buenos resultados, mantiene abierta esta vía, de forma puntual, para complementar intervenciones presenciales y también para reuniones semanales de trabajo entre hospitales de día con la jefa de Recursos Intermedios".

En cuanto al blog, señala Morrás, "desde el inicio del confinamiento identificamos la necesidad emergente de dar contenido y facilitar que los pacientes pudieran estructurar una rutina lo más saludable y equilibrada posible, ya que la tendencia en la mayoría de los pacientes es la inactividad".

Según destaca, "ha sido un proceso cooperativo entre todo el equipo (trabajadora social, psicóloga, administrativa, terapeuta ocupacional, enfermera, TCAE y psiquiatra). Progresivamente, se elaboraba y colgaba en el blog material sobre hábitos de vida saludable, ocio, relajación o manejo de la ansiedad". El paciente era invitado a entrar, se daba acceso y también se le encargaba tareas acordes a los objetivos marcados en su plan de tratamiento. Una vez que el paciente recibía el alta, se cerraba su acceso, tanto al blog como a skype. Desde la vuelta a una situación de mayor normalidad, con más actividad presencial, ya no se está utilizando el blog.

En la actualidad, el Hospital de DíaI-I ha retomado la actividad presencial que incluye varias consultas individuales por semana (entre dos y cinco). Paralelamente, se ofrecen actividades de taller ocupacional, grupos psicoterapéuticos de habilidades sociales y de gestión emocional y un taller de hábitos de vida saludables. Con cada paciente se individualiza la intervención en función de su situación y psicopatología, que puede ser desde sólo consultas individuales hasta su asignación a todas las actividades ofertadas.