Tres centenarias asisten a la recepción ofrecida por el alcalde en el Día de las Personas Mayores

Actualizado 12/07/2013 15:06:45 CET

María Jesús Churío, María Ochotorena y Dolores Neris han recibido un pañuelico, una imagen de San Fermín y un ramo de flores

PAMPLONA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y varios miembros de la corporación municipal han participado en la recepción que el Ayuntamiento ofrece a los centenarios de la ciudad durante las fiestas de San Fermín, coincidiendo con el Día de las Personas Mayores. Al acto han asistido tres personas que en el último año han llegado a centenarios, en este caso a centenarias, ya que se trata de tres mujeres.

María Jesús Churío, María Ochotorena y Dolores Neris han asistido a esta recepción y han recibido de manos del alcalde un pañuelico de fiestas, una imagen de San Fermín y un ramo de flores. El acto ha estado amenizado por Voces Navarras que han interpretado diferentes temas propios de las fiestas en honor de las centenarias.

Después del homenaje a las centenarias, el Ayuntamiento de Pamplona ha querido reconocer la labor de Miguel Ángel Alústiza, de la Casa de Misericordia. Se le ha hecho entrega de una reproducción de la fachada de la Casa Consistorial como detalle por el trabajo que realiza en la Meca desde el año 1959. Además, el alcalde de Pamplona le ha colocado un pañuelico de fiestas a Teresa Manso, fundadora del grupo de danzas Duguna, en cuyo honor, los propios danzaris de Duguna han bailado un aurresku.

El Día de las Personas Mayores cuenta con varias citas especiales. A las 11 horas, misa dedicada a los mayores en la capilla de San Fermín con desfile a continuación hasta el paseo de Sarasate donde a las 12 horas, está programado un concierto con la actuación de las rondallas Yoar y Jus la Rocha. Por la tarde, a las 20 horas, está previsto en concierto de Los Brincos en la plaza de la Cruz.

TRES VIDAS CENTENARIAS

Dolores Neris Segur cumplió cien años el pasado 25 de diciembre. Nacida en un pequeño pueblo de Cáceres llamado Ladrillar, desde muy pequeña se dedicó al trabajo en el campo, por lo que no pudo asistir a la escuela. Posteriormente se casó y tuvo siete hijos. Desde hace unos quince años vive en Pamplona, ciudad a la que vino ya que algunos de sus hijos se habían trasladado a aquí. A los pocos años de estar en Pamplona, enviudó y desde 2011 vive en la residencia El Mirador.

María Jesús Churío Huarte nació en Uharte-Arakil el 12 de marzo de 1913. Nacida en el seno de una familia en la que eran seis hermanos, tres chicos y tres chicas, tuvo que emigrar de joven a Francia, acompañada por un grupo de navarros que viajaron al país vecino en busca de empleo. Allí estuvo varios años y, a su vuelta, trabajó en el hotel Maisonnave hasta su jubilación. Ha permanecido soltera y tiene varios sobrinos. Reside en la Casa de Misericordia.

María Ochotorena Espila nació el 31 de mayo de 1913 la localidad navarra de Arguiñano. En su larga vida ha trabajado de cocinera en San Sebastián, Madrid y Pamplona. También se ha encargó del cuidado de un primo suyo sacerdote. Desde hace 14 años reside en la Casa de Misericordia donde convive con su hermana que actualmente tiene 96 años.