Crónica Euskadi.- Setien defiende que la consulta de Ibarretxe se celebre si se puede hacer "en libertad"

Actualizado 02/11/2007 18:49:40 CET

- Critica en proceso abierto contra el lehendakari porque "la única posibilidad es seguir hablando"

BILBAO, 2 Nov. (OTR/PRESS) -

Para el obispo de San Sebastián, José María Setién, la consulta a la ciudadanía vasca que pretende hacer el lehendakari, Juan José Ibarretxe, es algo que "no puede ser negado", siempre que se pueda celebrar "en libertad". Pero la defensa de Setién a Ibarretxe no se limitó solo a su plan soberanista, sino también al proceso que tiene abierto contra el lehendakari el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) por reunirse con Batasuna. Unas reuniones que el obispo de San Sebastián aplaudió ya que, a su juicio, "la única posibilidad es seguir hablando" para "tratar que la izquierda abertzale no esté en fuera de juego".

Interrogado sobre la 'hoja de ruta' de lehendakari y su intención, negada ya por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Setién señaló que si se puede "hacer en libertad" es "una cuestión que no puede ser discutida o negada". "El que se confunda un referéndum con una consulta, una consulta que se pueda hacer en libertad, a fin de que pueda la población manifestar lo que piensa acerca de los problemas que están en debate, me parece que es una cuestión que no puede ser discutida o negada", afirmó en una entrevista a Radio Euskadi.

En cuanto a la apertura de juicio oral contra Ibarretxe y los dirigentes socialistas Patxi López y Rodolfo Ares, el obispo de San Sebastián advirtió que si hablar con "grupos que puedan tener alguna relación con ETA", como Batasuna, es "inmoral e injusto", no se entiende que el Congreso diera permiso al presidente del Gobierno para negociar con la banda terrorista, ya que "el Parlamento no dará autorizaciones para violar la ley".

"La única posibilidad es seguir hablando", proclamó Setién que quiso destacar que además de las "exigencias fundamentales" referidas a la "ética, derecho y legalidad", existe "algo más profundo, que es una voluntad sincera de buscar la solución de un problema que no lo ha creado ETA, que existe aún cuando ETA no hubiera existido". Y, para el obispo, esta solución "exige unas actitudes diferentes de las que se quieren inculcar, imponer" por lo que defendió la necesidad de que "la izquierda abertzale no esté fuera de juego".

Setién también quiso tener un recuerdo para las víctimas y aseguró que, en principio, "el sufrimiento merece, de parte de un representante de la Iglesia, la cercanía, la compasión, la benevolencia" porque "la Iglesia no puede ser indiferente al sufrimiento". Aunque también advirtió que "allí donde hay sangre las pasiones se excitan", con la "influencia" que añade el hecho de que "esa sangre es debida a posicionamientos que tienen contenido político".

LA OPORTUNIDAD DE IBARRETXE

Y mientras Setién defiende la consulta del lehendakari y critica su encausamiento, en el PSE lamentan que ese proceso abierto contra Ibarretxe pueda ser usado para legitimar su plan soberanista. Así lo señaló el secretario general de los socialistas vizcaínos, José Antonio Pastor, ha visto en la apertura del juicio oral por su reunión con miembros de Batasuna "una oportunidad política" para "sacar cabeza en la escena política".

Pastor, en una entrevista concedida a Onda Cero, señaló que "el tema de la tan traída y manoseada consulta cada vez da menos de sí" y que el proceso ante el TSJPV le ofrece a Ibarretxe "una oportunidad de tener otro elemento de diferenciación y enfrentamiento con el Estado y con los poderes del Estado, algo que tanto gusta a los nacionalistas".

OTR Press

Carmen Tomás

Mareando la perdiz

por Carmen Tomás

Victoria Lafora

La sombra de Blas Piñar

por Victoria Lafora

Fernando Jáuregui

El rugido de la calle

por Fernando Jáuregui