Actualizado 28/01/2007 22:40 CET

Crónica Internacional.- El Sinn Fein aprueba reconocer a la Policía y a la Justicia de Irlanda del Norte

- Gerry Adams califica la decisión de "histórica" y proclama que "la guerra ha acabado"

DUBLÍN, 28 Ene. (OTR/PRESS) -

Decisión historica en Dublín. El congreso extraordinario del Sinn Fein aprobó hoy por abrumadora mayoría respaldar la legitimidad de Justicia y la Policía de Irlanda del Norte y comenzar a cooperar con esta institución. La votación, que se realizó a mano alzada, supone una contundente victoria para el líder del Sinn Fein, Gerry Adams, y un espaldarazo al proceso de paz que promueva la restitución de la autonomía y la formación de un Gobierno de unidad entre católicos y protestantes. El popio Adams califió la decisión de "histórica" y proclamó que "la guerra ha acabado".

"Su significado dependerá de cómo usamos esta decisión para avanzar nuestra causa. Hoy ustedes han creado el potencial de cambiar el panorama político en esta isla para siempre", afirmó el líder del Sinn Fein y ex comandante del IRA. Reconocer la autoridad de la Policía y la Justicia del Ulster supone que el IRA desista de uno de los pilares ideológicos más arraigados del movimiento republicano y abre la puerta a la posibilidad de que los partidos católicos y protestantes formen un Gobierno autónomo de poder compartido.

No es de extrañar, por tanto, que Adams se mostrara exultante tras la votación. "La decisión que hemos tomado hoy es realmente histórica", dijo Adams tras recibir una ovación en la sala de conferencias de la Royal Dublin Society. "Esto muestra que la guerra ha acabado. Y si la guerra ha acabado, tenemos que construir la paz", dijo Adams en una entrevista durante una pausa en el debate.

La nota de prudencia la puso Martin McGuinnes, segundo al mando en el Sinn Fein, que quiso matizar que la votación no significaba que las comunidades católicas fueran a recibir con los brazos abiertos a los policías. "Ellos van a tener que ganarse nuestra confianza. Y nosotros vamos a dejarles saber que ellos sirven al pueblo, no viceversa", anunció.

UN GRAN PASO

En todo caso, la decisión supone un gran espaldarazo para el proceso de paz en el Ulster. La coalición de poder, requerimiento de Reino Unido para cualquier paso en favor de la autonomía del territorio, ha estado en suspenso desde el 2002 a causa de los conflictos crónicos entre ambas partes. El líder unionista democrático, Ian Paisley, insiste en que no formará un gabinete con el Sinn Fein, el partido católico, a menos que éste abandone su hostilidad tradicional a la policía.

Un proceso de reformas en los últimos cinco años a aumentado el número de católicos en la fuerza policial de apenas un 8 hasta un 20 por ciento. pero la policía aún no puede operar normalmente en zonas controladas por el Sinn Fein, algo que se pretende cambiar tras esta decisión.