25 de mayo de 2020
 
Actualizado 28/12/2008 0:00:22 +00:00 CET

Carmen Tomás.- El tono vital

MADRID, 28 Dic. (OTR/PRESS) -

El presidente del gobierno ha realizado en la televisión del PSOE en Internet su particular balance de la situación económica y su visión de cómo va a ir el año que estrenamos en breve. Dice Rodríguez Zapatero que en 2009 estaremos tocando con las manos la recuperación de la economía española. "Estaremos, añadió, con un tono vital de país mejor. La situación será distinta, cuando las expectativas sean más positivas". Se puede decir de una forma distinta, pero más vacía sería imposible.

Claro que cuando llegue mayo estaremos en primavera. Claro que cuando mejoren las expectativas mejorarán las cosas. Pero esas cosas no pasarán por arte de magia y por gracia de Zapatero. Muy al contrario, las expectativas no mejoran porque el gobierno no ha dejado aún de mentir a los españoles y desde luego no ha tomado medidas de calado que nos hagan pensar que las cosas van a mejorar.

Decir que la economía va a mejorar, se va a recuperar, el año que viene es seguir engañando. No hay un solo economista, experto, servicio de estudios u organismo internacional que diga que en 2009 la economía española se va a recuperar de la crisis brutal que estamos viviendo y de la cual aún no hemos visto sus peores rasgos.

Al presidente, al menos de palabra, le obsesionan los parados. Sin embargo, de obra no hace nada para que la sangría se frene más pronto que tarde. Sin ir más lejos ha subido el salario mínimo y más de lo que se esperaba. No toma medidas serias para cambiar en un tiempo razonable nuestro modelo de crecimiento; es más quiere seguir profundizando en él. Al menos es lo que se deduce del plan de gasto de 8.000 millones por parte de los ayuntamientos. Obritas de construcción que emplearán a pocas personas y por poco tiempo.

No me parece, como dice Zapatero, que el gobierno esté pensando en cada familia con algún miembro en paro. Acaso no sabe que hay 700.000 familias con todos los miembros en paro. Y, en todo caso, no es creíble que piense en ellos, porque ni dice la verdad, ni afronta los problemas, ni el gobierno y sus presidentes de comunidad autónoma ni sus alcaldes, ni sus socios de gobierno en distintos lugares de España están dando precisamente ejemplo de austeridad.

Qué momento ha perdido Zapatero para hacerse creíble, para ganarse la confianza de unos ciudadanos desorientados y acobardados por la que se nos viene encima. Carmen Tomás.

"