Cayetano González.- Las primarias del PSOE

Publicado 21/01/2014 12:00:13CET
Actualizado 21/01/2014 11:59:38 CET

Cayetano González.- Las primarias del PSOE

MADRID, 21 Ene. (OTR/PRESS) -

El Comité Federal del PSOE decidió el pasado sábado que las elecciones primarias para elegir a quién será el candidato del partido en las elecciones generales del 2015 tendrán lugar en noviembre de este año. Este sería el resumen periodístico de una noticia en sí misma relevante y positiva, no solo para el PSOE, sino para la tan demandada regeneración de la democracia interna de los partidos políticos y por ende del sistema político en general. Por lo tanto, lo primero que hay que hacer es felicitar a los socialistas por esta medida, que como bien dijo Rubalcaba, en un futuro no muy lejano, acabará siendo imitada por la mayoría de las fuerzas políticas. No puede ser de otra forma si se quiere que los partidos dejen de ser cotos cerrados de poder de un grupo reducido de dirigentes.

Es evidente que el PSOE necesita una regeneración, no sólo de personas, sino sobre todo de ideas. Y aquí empiezan los problemas para los socialistas. Al convocar unas elecciones primarias con tanta antelación se corre el riesgo de centrar el debate casi exclusivamente en quienes van a ser los candidatos, descuidando el frente ideológico. Y aunque desde el actual aparato del partido y también por parte de algunos de los posibles candidatos en esas primarias -Patxi López- se ha pedido un pacto de silencio hasta después de las elecciones europeas del mes de mayo, es muy difícil que en estos meses, la presión de los medios de comunicación por una parte y los propios intereses de quienes quieran ser candidatos por otra, permitan el plácido transcurrir del tiempo como si no pasara nada.

Además, sigue sin despejarse una incógnita importante. ¿Se presentará el actual líder del PSOE, Rubalcaba, a esas primarias? El propio interesado no ha dado ninguna pista al respecto. Parece claro que el resultado que su partido obtenga en las elecciones europeas de mayo será un factor determinante al respecto. Si el PSOE tiene un mal resultado, Rubalcaba no se presentará y si lo tiene bueno, al menos tendrá la tentación de intentarlo porque el personaje es, dicho con todos los respetos, un perfecto "animal político" que querrá, si puede, resarcirse de la amarga derrota que sufrió en las elecciones generales del 2011.

Pero de lo que no cabe ninguna duda es que este proceso de primarias para elegir al candidato en las próximas elecciones generales, y que se hará extensible a la elección de los cabezas de cartel del PSOE en las elecciones autonómicas y municipales de la primavera del 2015, va a devolver vida y energía a un partido que quedó muy tocado tras la citada derrota electoral del 2011. Otra cosa es que eso sea suficiente para recuperar los niveles de apoyo electoral que ha tenido el PSOE en épocas recientes.