Consuelo Sánchez-Vicente.- Pruebas suficientes

Actualizado 18/05/2009 14:00:29 CET

MADRID, 18 May. (OTR/PRESS) -

Nada menos que veintitrés candidatos "contaminados" ha encontrado el Tribunal Supremo en la lista electoral de Iniciativa Internacionalista a las elecciones europeas: contaminados por ETA, por eso es por lo que el Supremo ha resuelto ilegalizar esa lista, hay que añadir, en primer lugar para establecer los hechos desnudos --o sea, para informar-- que es la razón social de ser de la prensa democrática.

Si antes de la medianoche del próximo miércoles, fecha del comienzo de la campaña electoral europea, el Tribunal Supremo rechaza el recurso de los "contaminados", Iniciativa Internacionalista será efectivamente ilegalizada, no por ninguna idea sino por las pruebas de que está "infiltrada" por una banda terrorista, ETA, para intentar volver a colarse por la puerta de atrás en sistema democrático que quiere destruir. Es decir, por las pruebas fehacientes en su contra que las fuerzas de seguridad y la abogacía del Estado han logrado acreditar ante el más alto tribunal de nuestra democracia y de cualquier democracia, ojo, que esto está inventado desde hace mucho y funciona igual en todo el mundo (democrático, claro).

Lo que distingue y caracteriza a la democracia es el imperio de la ley, y el Tribunal Supremo se llama Supremo y contra sus sentencias firmes no cabe recurso porque alguien tiene que ser 'el último faro' y el TS es el máximo guardián de que impere efectivamente la ley. Este es el contexto en el que hay que inscribir las reacciones políticas que está suscitando esta resolución del Supremo, el marco del cuadro, el contexto adecuado. Y tras el marco, el cuadro: lo más suave que yo creo que se puede decir sobre la afirmación del PNV de que la ilegalización por el Tribunal Supremo de la nueva marca blanca de ETA "cercena las esencias de la democracia", es que no tiene ni medio pase democrático y que mienten a conciencia y sabiendas, con ánimo de engañar y confundir.

No lo entiendo, no entiendo que un partido democrático y adulto, de gobierno, como el PNV haga algo tan dañino para el sistema democrático que le cobija a él y nos ampara a todos como negar la legitimidad de la alternancia en el poder... ¿sólo porque los otros suman más escaños? ¿Qué respeto al veredicto de las urnas demuestran, qué talante de patio de colegio pone de manifiesto este tirar al niño con el agua sucia de la bañera y tratar como demócratas a los terroristas y a sus amigos... solo porque otras fuerzas tan democráticas como tú te han quitado le-gí-ti-ma-men-te el caramelo del poder... tras casi treinta años seguidos paladeándolo solitos?

CONSUELO SÁNCHEZ-VICENTE

OTR Press

Luis Del Val

Una juez de Teruel...

por Luis Del Val

Julia Navarro

Juego de engaños

por Julia Navarro

Isaías Lafuente

¿Revivir a ETA?

por Isaías Lafuente