Fermín Bocos.- La bolsa no quiere a Obama

Actualizado 22/01/2009 1:00:16 CET
Actualizado 22/01/2009 1:00:16 CET

Fermín Bocos.- La bolsa no quiere a Obama

MADRID, 22 Ene. (OTR/PRESS) -

A modo de bienvenida, la Bolsa de Nueva York saluda la ascensión de Obama con una caída -4%-, que también se deja etiquetar como "histórica": No hay precedente de semejante descenso en el parqué de Wall Street el día en el que Washington enciende todas las luces para recibir a un nuevo presidente.

Tengo para mí que Obama no va a ser el milagro político que muchos proclaman -y todos necesitamos-, pero parece que en relación con el origen de la crisis económica tiene las ideas claras: "La economía -dijo- está débil por la avaricia y la irresponsabilidad. Sin control, los mercados pueden desbocarse y una nación no puede prosperar si solo favorece a los ricos" -concluyó ante la mirada huidiza de un George W.Bush que asistía a la ceremonia con aire de ausente, como si no oyera que Obama hablaba de su legado y del de su vicepresidente, Cheney, cuya aparición en silla de ruedas fue el impagable testimonio de que en este mundo si bien no cabe esperar demasiado de la justicia, sí se puede confiar en la ironía.

La colleja de Obama a su predecesor por el desastroso panorama que dejan sus recetas económicas fue pequeña si tenemos en cuenta que los Bush, Cheney y Paulson dejan un país que tiene un déficit que supera el billón de dólares y tiene comprometidos otros 825.000 millones en la operación destinada a rescatar a los bancos del naufragio al que les ha conducido esas prácticas financieras avariciosas a las que se refería el nuevo presidente. No me extraña que Wall Street haya recibido de uñas a Obama, lo sorprendente hubiera sido lo contrario. Los más viejos del lugar recordarán aquello que decía Keynes acerca de la cobardía del dinero. Y también, de su falta de escrúpulos y nulo patriotismo.

Fermín Bocos.