Fermín Bocos.- El mundo al revés.

Actualizado 14/03/2009 1:00:22 CET
Actualizado 14/03/2009 1:00:22 CET

Fermín Bocos.- El mundo al revés.

MADRID, 14 Mar. (OTR/PRESS) -

El próximo 26 de marzo representantes de organizaciones de autónomos y de las Pymes (pequeñas y medianas empresas) se concentraran ante el Congreso de los Diputados para entregar al Gobierno y de paso a sus señorías un "plan" de medidas que palie la angustiosa situación por la que están atravesando.

Resulta paradójico que sean los autónomos y los pequeños empresarios quienes se manifiesten, mientras que los sindicatos parecen continuar ausentes a la hora de hacer su voz ante la crisis. Autónomos y pequeños empresarios están lisa y llanamente desesperados y se quejan de que el Gobierno no adopte medidas eficaces para este sector y, sin embargo, inyecte dinero a los bancos que no termina de llegar a los ciudadanos.

Debe de ser la primera vez que los empresarios, aunque sean pequeños empresarios se manifiestan haciendo reclamaciones al Gobierno, y ya digo que resulta sorprendente que lo hagan mientras los sindicatos continúan su luna de miel con el presidente Zapatero. Sin duda la paz social contribuye a que el Gobierno pueda seguir respirando con cierta tranquilidad habida cuenta de la situación crítica de la economía.

Pero los autónomos y pequeños empresarios están desesperados, ven como se desvanece el trabajo, como se "congelan" las líneas de crédito que tenían con los bancos, como, en el caso de los pequeños empresarios, se ven obligados a despedir al trabajador a los dos o tres trabajadores de su empresa, y sobre todo piensan que el Gobierno no está haciendo nada realmente eficaz.

El presidente de Gobierno debería de saber que la desesperación empieza a cundir en la calle, que hay muchos ciudadanos que se han quedado sin presente laboral pero, sobre todo, que no vislumbran la salida del túnel. El tejido económico de un país está hecho en buena medida con la iniciativa y esfuerzo de los autónomos y de los pequeños empresarios, de manera que si ellos se sienten acogotados es que las cosas van francamente mal.

El Gobierno viene adoptando medidas contra la crisis, pero a todas luces son insuficientes. Por ahora cuenta con el apoyo de los sindicatos, pero llegará un día en que los trabajadores también digan que no pueden aguantar más.

OTR Press

Fermín Bocos

Sentencia polémica

por Fermín Bocos

Antonio Pérez Henares

Más allá de la sentencia

por Antonio Pérez Henares

Rafael Torres

Un daño sin curación

por Rafael Torres