Fernando Jáuregui.- No te va a gustar.- El 'apagón informativo' de Israel

Actualizado 07/01/2009 1:00:37 CET

MADRID, 7 Ene. (OTR/PRESS) -

Ya se sabe que en toda guerra la primera víctima es la libertad de expresión. Algo no del todo acorde con los principios de los derechos humanos debe de estar practicando Israel en su 'invasión' de Gaza cuando se ha decretado un brutal apagón informativo que afecta hasta a los vídeos colgados en Youtube, a las imágenes en las que se denuncia la brutal represión que practican los soldados israelíes, a las informaciones de unos enviados especiales que no tienen la menor facilidad para acceder a la zona. Una zona donde se combate casa por casa, según dicen las escasas noticias que se filtran, una zona en la que mueren civiles, mujeres, niños. Una zona en la que los heridos no pueden ser atendidos por el bloqueo a los hospitales, sin medicinas, sin anestesia.

No quiero entrar en una valoración del conflicto ni en cuál de las dos partes tiene menos razón. Posiblemente, carezco de la suficiente información en profundidad para hacerlo. Me repugna la simplificación que decreta que la derecha apoya a Israel, mientras la izquierda se decanta por los palestinos. Sabemos de las atrocidades de Hamas, una organización sin duda terrorista. Pero la respuesta a las provocaciones de los fanáticos asesinos ha de ser proporcionada, e Israel, que tantas veces ha desoído los mandatos de las Naciones Unidas, no puede alegar legítima defensa mientras mueren decenas de niños, centenares de personas, en una represión ciega, sin límites, que la comunidad internacional no parece, en este inicio de la 'era Obama', capaz de condenar con la rotundidad bastante, comenzando por el propio presidente del Gobierno español, tan cauto, tan ambiguo, en sus manifestaciones, pese a que ha habido quien ha querido ver en ellas un sesgo pro-palestino.

Como periodista, no me queda otro remedio que denunciar esta supresión del derecho de la comunidad internacional a estar informada. Si eso es tomar partido por una de las partes, entonces estoy tomando partido por una de las partes: la más débil. Mal comienza la etapa Obama si el nuevo y esperanzador presidente de los Estados Unidos no es capaz de frenar esta cruel sangría. Porque de la (falta de) diplomacia de la Unión Europea, desde luego, ya no puede esperarse nada.

Fernando Jáuregui

OTR Press

Rafael Torres

El arresto de Salvini

por Rafael Torres

Antonio Pérez Henares

Los buenos y los paganos malos

por Antonio Pérez Henares

Victoria Lafora

Seguirán viniendo

por Victoria Lafora