José Cavero.- Cospedal y SSS repiten la doctrina Rajoy.

Actualizado 17/10/2009 14:00:30 CET

MADRID, 17 Oct. (OTR/PRESS) -

La secretaria general del PP nacional, Dolores de Cospedal, ha salido en defensa, como no podía ser de otro modo, de su jefe Rajoy, por su rueda de prensa de ayer, que muchos han criticado por su escasa autocrítica y falta de suficientes explicaciones. Cospedal, que fue especialmente activa en la crisis que concluyó, de momento, con la destitución de Ricardo Costa, ha calificado la comparecencia de "muy valiente" y ha resaltado su carácter único por ser la "primera vez" que la hace un líder político.

Rajoy, que en esa rueda de prensa apoyó expresamente a Camps y disfrazó de dimisión el cese de Costa como secretario general del PP valenciano, no hacía una rueda de prensa así desde el 13 de abril. En las declaraciones efectuadas a la cadena Ser, Cospedal insistió en los argumentos que ya empleó Rajoy: los casos del presidente de la Generalitat valenciana y Costa son "diferentes" y, por lo tanto, el futuro de Camps no pasa por cesar, pese a su relación y las conversaciones conocidas, en las que decía a 'El Bigotes' aquello de "amiguito del alma" o "te quiero un huevo". También ha coincidido la dirigente 'popular' con Rajoy en que Costa, como secretario general, debió tener "un comportamiento determinado" hacia su partido y sus militantes, que "no ha cumplió" con sus declaraciones.

"No hemos oído a Camps hacer manifestaciones en el mismo sentido que Costa, y un secretario general tiene que saber muy bien dónde está", ha sentenciado antes de recordar el "plus" de exigencia que ya mencionó Rajoy por ser "cargos de confianza". Al término de la entrevista, y preguntada sobre "qué le sugerían" una serie de nombres del PP, Cospedal ha dicho que Camps es el presidente que "quieren los valencianos y lo seguirá siendo", mientras que ha señalado que Costa "en algún momento, se equivocó en su forma de actuar".

Sobre Manuel Fraga, Cospedal ha comentado que "tiene sus propias opiniones", que son "muy respetables en razón a toda su trayectoria política que reconoce toda España", mientras que de Carlos Fabra se ha limitado a decir que es el presidente de su partido en Castellón, y de Eduardo Zaplana que "no hay nada que comentar", porque ya no está en política. En cuanto a Esperanza Aguirre, ha dicho que es la presidenta de la Comunidad de Madrid y no tenía "mucho más que decir", y sobre José María Aznar que "fue un buen presidente para nuestro país, un gran presidente" que "supo lidiar con una situación económica muy complicada".

Tras calificar la intervención de Rajoy ante los medios de comunicación como "valiente" y "ejemplarizante", y señalar que "ningún presidente de ningún partido político ha hecho una declaración" de este tipo, Cospedal dijo que no cree que alguien esté maquinando contra Rajoy, ya que la "mayoría de los militantes están muy satisfechos con la actuación" del líder popular.

Por su parte, la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha referido también, en declaraciones a RNE, a la decisión de apartar al secretario general de su partido en Valencia y ha indicado que él mismo ha reconocido que ha tenido unos comportamientos que no eran correctos y de los que podía sentirse "incluso avergonzado". Como para Rajoy y Cospedal, también para Sáenz de Santamaría, Costa no sigue en la dirección del partido porque un secretario general, a quien le toca gestionar determinadas cuestiones claves, tiene un plus de ejemplaridad que el PP exige. Y preguntada por qué no es exigible eso a Francisco Camps, se ha limitado a recordar que a él le corresponde ejercer las tareas de presidente del partido en Valencia y sobre todo de presidente de la Comunidad. Es decir, la teoría marianista en la voz clónica de sus dos portavoces.

Para las tres más importantes voces del PP, la dimisión (más bien destitución), de Costa, se debió a que "sus comportamientos no fueron correctos, como él mismo reconoció". Esos "comportamientos" se refieren a las conversaciones mantenidas por Ricardo Costa con miembros de la trama Gürtel. Por ejemplo, como Alvaro Pérez, El Bigotes. Ambas, al igual que Rajoy, han puesto también de manifiesto que Costa perdió la confianza del partido cuando realizó declaraciones públicas contrarias a las órdenes dadas desde Génova. Sin embargo, dichas declaraciones se produjeron cuando la destitución del ex secretario general estaba ya decidida.

OTR Press

Victoria Lafora

Primer acto de campaña

por Victoria Lafora

Fernando Jáuregui

Hay que repartir nuevas cartas

por Fernando Jáuregui

Antonio Casado

Huellas de la 'Diada'

por Antonio Casado

Fermín Bocos

La situación en el PP

por Fermín Bocos