José Cavero.- Pujol analiza la situación política

Actualizado 28/08/2008 2:00:33 CET
Actualizado 28/08/2008 2:00:33 CET

José Cavero.- Pujol analiza la situación política

MADRID, 28 Ago. (OTR/PRESS) -

Nadie tiene dudas, a estas alturas, de la capacidad de Pujol para analizar la situación política. Pues bien, en una extensa entrevista con el diario El Mundo, Jordi Pujol hace un análisis pormenorizado acerca de la política española del momento, con referencias concretas a las relaciones de Cataluña con el Gobierno central, sobre las que Pujol tiene la peor impresión: 'La relación entre Cataluña y el resto de España es peor que nunca. Algo no funciona', asegura de manera tajante. También proclama que 'si las autonomías van avanzando es por el arrastre que hacemos desde Cataluña. O que "Zapatero no tiene la fuerza moral de Suárez para pedir unos Pactos de la Moncloa". En cuanto a la lengua, asegura que es mentira que el español esté perseguido en Cataluña'. También afirma que ETA no ha sido capaz de poner en peligro la democracia española.

Cabe recordar que a lo largo de seis legislaturas, durante 23 años ininterrumpidos (desde 1980 a 2003), Pujol fue presidente de la Generalitat catalana, el primero elegido en las urnas tras el restablecimiento de la democracia. Pujol se declara, nuevamente, firme partidario de un Estado que reconozca las diferencias de cada territorio, y recuerda que su ideario nacionalista no impidió a su partido, CiU, ofrecer su apoyo tanto a PSOE como a PP para ayudar a la gobernabilidad de España. Pujol reconoce indudables méritos a la democracia vigente: En España se ha estabilizado la democracia, ha habido un progreso económico y social muy importante, el país se ha abierto a Europa, ha incrementado su prestigio... ha habido un cambio espectacular. Habrá habido algunos errores, por supuesto, pero el conjunto es positivo. Y preguntado por tales errores, indica: Uno es el enfoque autonómico. Desde la perspectiva catalana, por supuesto, pero desde la española en general, también. La prueba es la tensión que ahora hay en toda España. Y que ahora la relación entre Cataluña y el resto de España es peor que nunca. Por tanto, hay algo que no funciona. Repasa Pujol sus ideas sobre la relación de Cataluña con España. o sobre sí mismo y su trayectoria política: No ha variado ni mi compromiso con Cataluña, ni mi compromiso con España, ni mi compromiso con la democracia y con un país que quiere progresar, afirma. Y sobre si su sueño era una Cataluña independiente integrada como país en Europa, responde que no, que eso no lo ha creído nunca. Siempre defendí una España democrática, en la cual Cataluña tuviera el reconocimiento de personalidad propia, diferenciada dentro del Estado. Pero que en estos momentos "hay un desapego de Cataluña, y en el conjunto de España hay una actitud hostil hacia nosotros, y eso es porque, aunque Cataluña ha sido fundamental en el desarrollo autonómico, el problema propiamente catalán no se ha resuelto bien. La autonomía de España se va implantando por arrastre: Cataluña pide una cosa en la que nadie había pensado y luego los demás lo piden. Pero esta aportación positiva al resto del Estado se hace a través de una tensión que nos ha perjudicado. Sabemos que tenemos que ser solidarios porque somos una de las regiones con mayor PIB, pero eso se ha traducido en una discriminación. Por fin hemos conseguido, después de 30 años, que se publiquen las balanzas fiscales, donde se rompe el tabú de nuestra insolidaridad. El problema es que ahora el Gobierno dice que no valen para nada. Un agravio más.

Y acerca de la situación económica y de la eventualidad de unos nuevos Pactos de la Moncloa para afrontarla, dice Pujol que la situación ahora es muy distinta. "Entonces hacía falta algo decisivo, extraordinario. Era una situación de emergencia y de democracia no consolidada. Ahora esto es distinto. Rodríguez Zapatero no tiene la fuerza moral que tenía Suárez para pedir esto ¿Cómo lo puede pedir si el Gobierno ha estado diciendo hasta hace tres meses que hablar de crisis económica era antipatriótico? ¿O si se ha negado a hablar de crisis de forma ridícula hasta hace 15 días? Y es que en los países democráticos consolidados el Gobierno debe asumir sus responsabilidades. Lo ha hecho Alemania, donde el canciller socialdemócrata tomó medidas impopulares, y lo ha hecho Sarkozy. Claro que hay que pedir un gesto de responsabilidad a la oposición. La oposición no debe encerrarse en una actitud poco dialogante, pero en todo caso el PSOE debe saber que la responsabilidad principal tiene que asumirla fundamentalmente él. Lo que no se puede es repartir responsabilidades entre todos para no asumir las propias".

Por último, Pujol se refiere en esta conversación al actual tripartito que gobierna Cataluña, sobre el que Pujol no se muestra favorable: Creo que no ha sido buena decisión. Primero, porque en según qué aspectos no ha sido prudente. Segundo, porque no ha defendido bien el prestigio y la imagen de Cataluña. Y tercero porque ha actuado con poca coherencia. Y es que al presidente Montilla le ha pasado lo que le pasaba a Prodi. Decía que sin los partidos radicales no ganaba las elecciones, pero que, si las ganaba con los radicales dentro, no podía gobernar. Sin duda, unas declaraciones políticas de extraordinario interés en el actual momento político.

José Cavero.

OTR Press

Charo Zarzalejos

Como si Quim fuera nuevo

por Charo Zarzalejos

Julia Navarro

Lo que estamos viendo

por Julia Navarro