Actualizado 20/12/2010 13:00 CET

José Cavero.- Rubalcaba viajo a Afganistán.

MADRID, 20 Dic. (OTR/PRESS) -

Las noticias de la mañana del domingo nos relataron que Rubalcaba estaba en Afganistán, visitando a las tropas y guardias civiles españoles desplazados a aquellos cuarteles de riesgo. Sabemos que el vicepresidente y ministro del interior tenía una deuda pendiente con sus guardias civiles: quería ir a Afganistán, a la base de Qala-e-Now, donde un talibán mató en agosto a dos guardias en un atentado perpetrado por los talibanes. El "número dos" del Gobierno viajó a Afganistán para visitar a las tropas asentadas en Herat y en Qala-e-Now, donde están destinados una treintena de agentes del Instituto Armado.

El vicepresidente y ministro del Interior, cumplía así con un compromiso moral, porque no pudo desplazarse cuando el ataque de un talibán que trabajaba en la base española acabó con la vida del capitán José María Galera Córdoba, del alférez Abraham Leoncio Bravo Picallo y su intérprete, Ataolá Taefik, el 25 de agosto de 2010. Este ha sido el primer viaje de Rubalcaba a esta zona de peligro. Durante el año que acaba, han viajado a visitar a las tropas españolas en misiones de paz tanto la titular de Defensa, Carmen Chacón, como el que fuera ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, su sucesora en el cargo, Trinidad Jiménez, y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. En cuanto a Rubalcaba, tenía esa deuda pendiente con "sus guardias civiles". Y por este motivo, y otros más, el ya conocido por algunos como presidente 'in pectore' se ha desplazaba a Afganistán en su primer viaje a esta zona de peligro.

La visita anterior a la zona, el pasado 6 de noviembre, fue del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando viajó por sorpresa acompañado de las ministras de Exteriores, Trinidad Jiménez, y Defensa, Carme Chacón, y aseguró a las tropas que permanecerán en Afganistán el tiempo que sea necesario. "No estamos aquí para quedarnos, pero nuestro compromiso debe ser firme, hasta que los afganos puedan garantizar su propia seguridad". En esta ocasión, Rubalcaba recordó esos propósitos de Zapatero, y brindó "por el Rey", de quien llevaba afectuosos saludos a las tropas españolas en las bases españolas afganas.

¿Está preparando el relevo el vicepresidente y ministro del Interior? Si es así, está bordando la tarea, seguramente para desasosiego y desaliento de sus opositores, que siguen viendo en Rubalcaba a un competidor con el que no pensaban, y que no pasa inadvertido, pero que sabe estar y acude donde le parece que es más adecuado que lo haga, en el momento oportuno...