José Cavero (2).- Zapatero en su diario favorito

Actualizado 20/10/2008 2:00:39 CET

MADRID, 20 Oct. (OTR/PRESS) -

Portada entera y seis páginas más merecen al diario Público -tachado como el más progubernamental, o acaso el más zapaterista de todos los medios informativos españoles-, las amplísimas declaraciones que el jefe del Gobierno efectúa a cuatro redactores del diario, incluido su director. Destacamos, en primer lugar, y por evidente interés público, lo que el periódico destaca en boca de Zapatero: La recuperación costará tiempo y esfuerzo. La actual situación de la economía es difícil. Estableceremos garantías para que los bancos canalicen el dinero del Estado hacia las empresas. Vamos a dar apoyo a la industria, pero respetando las restricciones que impone la UE a las ayudas públicas. Debe haber una regulación que limite los incentivos y retribuciones de los ejecutivos. CiU ha dejado de ser el partido de la responsabilidad. CiU, en esta coyuntura, ha dejado de ser el partido constructivo de la responsabilidad. Me ha decepcionado. No se puede arremeter así contra un juez como Garzón. El PP tiende a la exageración y tiene problemas de memoria. No me parece casual que el auto de Garzón llegue después de la aprobación de la Ley de la Memoria. Supongo que el fiscal actúa por un criterio estrictamente jurídico. Unas posiciones de la fiscalía me gustan más y otras menos, pero son su responsabilidad. El sistema financiero internacional después de un año, ha empezado a recuperarse. Un banco es un negocio, no una ONG. Les vamos a pedir que reactiven los créditos. Todo el mundo dice que fue un error no ayudar a Lehman Brothers. Invierto en fondos de inversión, no es mucho, y estoy absolutamente tranquilo. La globalización, si no se regula, puede tener efectos desastrosos. La izquierda debe demostrar que el papel de lo público es imprescindible. Hay que dar otro mandato al FMI: cambiar su paisaje, naturaleza y funciones. Es lógico que cada cierto tiempo se revise la financiación autonómica. Nunca he visto al PP moderado. Rajoy desde hace años no ha cambiado ni para bien ni para mal. Ni me llevo mejor ni peor. Me parece un error persistir en una reforma de la Constitución que no entusiasma al PP. Podría mejorarse su funcionamiento. No me molesta la Biblia en las tomas de posesión. Es una tradición que está ahí. Respeto que cualquier ciudadano, cargo público o no, vaya a misa. Las enseñanzas del gurú Sachs llegan a la Moncloa. A veces le tengo que decir a mi hermano: Juan, soy tu hermano, no el presidente. El Jefe del Ejecutivo acaba de leer Los Girasoles ciegos. Para verla pronto en el cine.

En segundo lugar, algunos apuntes más de la conversación, que no aparecen destacados tipográficamente: Tenemos un año por intenso de trabajo para conseguir recuperar el crecimiento económico. Tiene que haber una reacción comunitaria. Los fundamentos de la economía mundial, y de la española, son más sólidos que cuando hemos tenido otros momentos de crisis. Una cosa es que nuestros bancos sean solventes, que lo son, y otra cosa es que consigan dinero en otros bancos. Ahora se está desbloqueando la situación poco a poco. Vamos a negociar con el PP algún sistema para que podamos tener la garantía de que los bancos establecen préstamos a las empresas. El fondo de compra de activos estará en marcha en unos 20 ó 25 días. Si no se hubieran adoptado las medidas que hemos hecho, el Euríbor no bajaría. Desde luego, a día de hoy, no hay ninguna previsión de problemas en nuestro sistema financiero. Creo que hay que tener confianza en la capacidad que los gobiernos tienen de intervenir. En un mundo económicamente globalizado, sólo las respuestas coordinadas son eficaces. Creo que la UE debe tomar el liderazgo del cambio. Ya hay un modelo europeo, y es muy importante que Gordon Brown esté en este momento más importante que nunca. No puede haber productos financieros en la sombra, que prácticamente han estado fuera de la regulación y que tanto se han desarrollado en EEUU: En los precios del petróleo, es evidente el proceso especulativo. El FMI tiene problemas de credibilidad. La izquierda debe demostrar que el papel de lo público es imprescindible y muy útil para ayudar a las economías, a la sociedad y al bienestar del conjunto. Yo no quiero un Estado grande, sino musculoso, con credibilidad y con autoridad. Es fundamental para que haya más igualdad de oportunidades, más transparencia y menos abusos. Si hay una recesión global, el año que viene estaremos en recesión. Creo que en el segundo semestre del año que viene estaremos con una actividad económica de crecimiento intertrimestral de cierta fuerza. En el tercer y cuarto trimestre. Se deteriora la democracia cuando hay candidatos que dependen de una organización como ETA. Tengo muchísima fe en Patxi López. Lo voy a apoyar y no lo voy a condicionar. ¿El rechazo de la Iglesia a la selección de embriones? Ni me sorprende ni lo comprendo. Soy un defensor del Estado laico, pero sin obsesionarme. Ser un Estado aconfesional no quiere decir ser un Estado contraconfesional. Yo procuro ser coherente con mis principios. El respeto a la práctica religiosa ha de ser absoluto. Parece razonable un sistema de plazos para el aborto. Esperemos el informe de los expertos. Estoy de acuerdo en que los diarios retiren los anuncios de prostitución. No me siento orgulloso de no haber tenido ninguna conversación con Bush pero me he opuesto a su política, he sido coherente. La decisión sobre lo que pase en 2012 la tomaré en 2012. En 2009 viajaré a Cuba.

Y finalmente, algunos apuntes personales más. Uno de los periodistas que asisten y participan en la entrevista extrae sus propias consideraciones. En algunos aspectos, dice, Zapatero no ha cambiado. Por su estancia en la Moncloa, que ya va por su quinto año: sigue exponiendo con apasionamiento juvenil sus ideas y mira fijamente a su interlocutor, mantiene su vida privada al resguardo y conserva su optimismo antropológico. Ha encanecido, se le han aventurado las ojeras, va mucho menos al cine, su beligerancia con quienes lo atacan se ha atenuado y habla con cierta condescendencia y sutil sorna de Rajoy y de la jerarquía eclesiástica. Está entregado a la lectura de un economista americano de 53 años, Jeffrey Sachs, 'El fin de la pobreza y Economía para un Planeta abarrotado'. Sachs se viene orientando a un capitalismo más humanizado, atento a la pobreza, el medio ambiente, la salud y la ayuda al desarrollo.

José Cavero.

OTR Press

Charo Zarzalejos

Vuelta a las urnas

por Charo Zarzalejos

Isaías Lafuente

Se buscan culpables

por Isaías Lafuente

Julia Navarro

En busca del centro

por Julia Navarro