Julia Navarro.- Escaño Cero.- Lo que le espera a Zapatero

Actualizado 12/03/2008 1:00:36 CET
Actualizado 12/03/2008 1:00:36 CET

Julia Navarro.- Escaño Cero.- Lo que le espera a Zapatero

MADRID, 12 Mar. (OTR/PRESS) -

La política no ofrece un minuto de descanso, así que recién ganadas las elecciones, José Luis Rodríguez Zapatero ya tiene unos cuantos problemas encima de la mesa. El primero la economía, porque se comienzan a notar cada vez más los efectos de lo que los socialistas califican eufemísticamente de deceleración en vez de crisis. Y el segundo y no menos importante en cómo tejer una política de alianzas que le permita gobernar con tranquilidad. Evidentemente Zapatero está ahora en mejor posición que hace cuatro años, ya que cuenta con 169 escaños, pero la cuestión es con quién puede o debe de llegar a acuerdos que le permitan por lo pronto superar, a la primera, la sesión de investidura y más adelante ir aprobando leyes en el Parlamento. Ya digo que como cuenta con una mayoría simple suficiente no va a encontrar demasiados problemas puesto que puede llegar a pactos puntuales con unos y con otros sin necesidad de firmar pactos de legislatura con nadie.

Porque uno de los problemas que tiene Zapatero es que sus compañeros del PSC no le quieren ver con Duran i Lleida. CiU es el adversario de los socialistas catalanes, y desde luego el presidente de la Generalitat, José Montilla, no está por la labor de permitir que Zapatero dé aire a CiU. Con el PNV pasa otro tanto de lo mismo. Los socialistas vascos después de tantos años de ir de 'segundos' de repente han superado al PNV en éstos comicios y no quieren que el presidente haga del PNV un socio preferente en ésta legislatura. En cualquier caso Zapatero antes de llegar a un acuerdo con el PNV tendría que recibir garantías de sus dirigentes de que la cacareada consulta prevista por Ibarretxe no va a ser convocada.

De manera que según dicen quienes le conocen bien, Zapatero irá bandeándose con unos y con otros, intentado pactar con unos unas leyes y las de más allá con los otros, pero sin cerrar compromisos de legislatura que puedan perjudicar a sus compañeros socialistas catalanes y vascos. Esto es lo que se dice hoy pero en política ya sabemos que lo que hoy es blanco mañana puede ser negro, aunque no parece descabellado que el presidente gobierne en solitario con acuerdos puntuales.

Otra pregunta que se hacen muchos socialistas y desde luego los ciudadanos en general es a quién elegirá el presidente para que le acompañen en el Consejo de Ministros. Parece que por ahora solo Pedro Solbes y Teresa Fernández de la Vega tienen el puesto asegurado, mientras que los demás ministros están aún a la espera de que les confirme o les despida, claro que a mí me cuesta creer que a éstas alturas Alfredo Pérez Rubalcaba no sepa ya que va a ser de él el próximo minuto, es decir que creo que además de Solbes y Fernández de la Vega, Pérez Rubalcaba será de los que repetirán en el Gobierno.

Desde luego Zapatero tiene la oportunidad de nombrar un Gobierno con más peso, más consistente. Desde luego sus ministros, ni siquiera Fernández de la Vega o el propio Rubalcaba, han conseguido ser un gancho suficiente para conquistar votos en las circunscripciones que se han presentado. Solo dos ministras, Elena Espinosa y Carmen Chacón han conseguido más escaños y votos. Pero quizá el mayor reto al que se va a enfrentar el presidente es el de procurar gobernar sin sobresaltarnos a los ciudadanos, es decir procurar una legislatura sin provocar divisiones en la sociedad, y pensando en que es presidente de todos los españoles y no de unos pocos. Es su segunda oportunidad.

Julia Navarro

OTR Press

Antonio Casado

Torra, "torrat"

por Antonio Casado

Fermín Bocos

Un peligro público

por Fermín Bocos