Lorenzo Bernaldo de Quirós.- Una subida impositiva histórica.

Actualizado 11/09/2009 14:00:41 CET

MADRID, 11 Sep. (OTR/PRESS) -

El Presidente del Gobierno anunció ayer la mayor subida de impuestos de la historia de España. Eso sí no dijo que figuras tributarias van a ser las que se aumenten ni que grupo de contribuyentes soportará el grueso del alza de la tributación. Con su iniciativa, el gabinete socialista espera ingresar 16.000 millones de euros, el 1,5 por 100, lo que equivale a 930 euros al año más por hogar para las arcas públicas. El Secretario General del PSOE anunció también que esa medida durará hasta que llegue la recuperación. Olvida que precisamente el aumento de la fiscalidad se va a convertir, sin duda, alguna en uno de los frenos básicos para que España salga de la crisis y, lo más probable, es que la agrave.

De entrada es un ejercicio de insolidaridad y de injusticia hacia los sufridos españolitos subirles los impuestos. Las familias españolas han perdido ya la mitad de su riqueza financiera e inmobiliaria como consecuencia de la crisis. Se ven aplastadas por una montaña de deudas y, en un buen número de ellas, alguno de sus miembros están en paro. En este contexto social y económico es una barbaridad, con B, hacerles pagar más impuestos, además, para financiar un gasto público que ni sirve para crecer ni para crear puestos de trabajo. El Plan E y toda la millonada de euros gastada por el gobierno ha constituido un monumental derroche de recursos público o, mejor, del dinero de los españoles.

Por último, el vampirismo fiscal del Gobierno no tendrá los efectos esperados. Por un lado, el aumento de la fiscalidad reducirá los incentivos de los ciudadanos y empresas a trabajar, ahorrar e invertir, lo que deprimirá todavía más la actividad económica. Por otro, esa contracción de la economía se traducirá en una recaudación fiscal menor y, en consecuencia, el estado recaudará todavía menos de lo que lo hacía antes del incremento de los impuestos. En suma, el déficit presupuestario lejos de reducirse con el alza de los impuestos aumentará; excelente negocio*.

OTR Press

Victoria Lafora

¿A quién se le ocurrió?

por Victoria Lafora

Charo Zarzalejos

No bonito, no

por Charo Zarzalejos

Luis Del Val

Odio Cartaginés

por Luis Del Val