Pedro Calvo Hernando.- Bestial e inútil

Actualizado 21/06/2009 14:00:26 CET
Actualizado 21/06/2009 14:00:26 CET

Pedro Calvo Hernando.- Bestial e inútil

MADRID, 21 Jun. (OTR/PRESS) -

Me ha impresionado no poco, en medio del dolor y de la indignación por el asesinato del inspector de policía Eduardo Puelles en Arrigorriaga, el tono y el clima de la respuesta a la acción de la banda terrorista, tan lejos de aquellos juegos siniestros de la anterior legislatura.

Ahora todo el mundo como una piña en la condena sin peros y sin acusaciones implícitas o explícitas al Gobierno democrático. Es de reseñar especialmente la impecable actitud, hasta lo que se conoce en este momento, del primer partido de la oposición y de su líder Mariano Rajoy. La declaración de éste, muy cerca de la declaración institucional del presidente Zapatero en Bruselas.

Lo mismo digo del líder popular de Euskadi. Esto tiene, a mi juicio, más importancia de lo que parece, pues significa que hay algo más en este país además de las canalladas políticas de los últimos meses y de las actitudes incalificables de los dirigentes del PP sobre tantos asuntos, empezando por el de su corrupción interna. En esta ocasión, sí puedo calificar el comportamiento del PP y lo califico de impecable y de ejemplar.

Sólo espero y deseo que nadie de ahí lo estropee en cualquier momento, como a veces ha sucedido. La unidad transparente y absoluta de todas las fuerzas políticas, económicas y sociales en torno al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero es la mejor noticia que la ciudadanía española podía recibir tras la conmoción del bestial asesinato de Arrigorriaga. Un crimen, además, estúpido porque es absolutamente inútil desde la perspectiva de los propios terroristas. Eso no les conduce a nada si no es al dolor de todos y, si me apuran, de su propio dolor, pues el hecho refuerza la maldición de la condena de los etarras presos y de los asesinos de este viernes a pasar décadas enteras en prisión, sin esperanza y sin amanecer.

Este Gobierno intentó una salida cuando las circunstancias parecían favorecer un proceso de diálogo. Como lo habían intentado los Gobiernos anteriores de la democracia. Ahora no queda más esperanza que ver a ETA desaparecer de la escena política de este país.

PEDRO CALVO HERNANDO

OTR Press

Victoria Lafora

Caos en la Generalitat

por Victoria Lafora

Carmen Tomás

El PP presenta programa

por Carmen Tomás

Antonio Casado

Torra, "torrat"

por Antonio Casado