Pedro Calvo Hernando.- Ourense, Obama (con Zapatero) y la guillotina.

Actualizado 11/03/2009 1:00:45 CET

MADRID, 11 Mar. (OTR/PRESS) -

A veces el enorme ruido de la superficie acalla o rebaja el sonido de las noticias de gran importancia objetiva. Ahora mismo, sucede eso con dos de ellas. Primera, ese escaño de Ourense que, tras el recuento de los votos del exterior, pasa del PP al PSOE, con lo que la mayoría de Feijóo se queda en un solo diputado, es decir, en los 38, al borde mismo de la derrota: 38-37. Uno menos y se habría invertido el resultado. ¿Pero dónde está la "aplastante" victoria del PP en Galicia, como éstos han vendido lo que sólo era un resultado ajustadísimo. De 37-38 han pasado a 38-37. Eso no es nada, al margen del efecto psicológico tan explotado desde el mismo 1 de marzo. Segunda, la noticia de que Obama estará con Zapatero en Turquía el 6 y el 7 de abril en la segunda reunión del foro de la Alianza de Civilizaciones, esa iniciativa personal del presidente español, que tantos silencios y burlas concitó desde la derecha e incluso desde lo que no es la derecha. Se trata de un señalado éxito de Zapatero por una iniciativa muy importante que ahora se ve avalada nada menos que por Barack Obama.

Hay espacio para todo, como el que a mí me queda para resaltar aquí el enorme escándalo político que supone la guillotina de Esperanza Aguirre a la comisión investigadora del espionaje en la Asamblea madrileña, mientras que la plana mayor del PP agasajaba a Francisco Camps con la intención de protegerlo frente a la apisonadora judicial que se le cae encima. Ahora Rajoy tendrá que reabrir la investigación que el PP nacional había suspendido, si quiere ser coherente con su promesa de que los hechos de Madrid se investigarían hasta que se conociera toda la verdad, esa verdad que la guillotina trata de ocultar por todos los medios imaginables e incluso no imaginables. Los espiados, que son del mismo PP, no han podido declarar ante la comisión y una larga lista de comparecientes se queda sin comparecer, después de que otra larga lista ni siquiera había sido admitida por la mayoría absoluta del Gobierno madrileño. Un atentado contra la democracia que no puede permanecer impune.

OTR Press

Fernando Jáuregui

Hay que fortalecer al Estado

por Fernando Jáuregui

Antonio Casado

La vía Hong Kong era esto

por Antonio Casado

Francisco Muro de Iscar

¿Quién controla a los incontrolados?

por Francisco Muro de Iscar