Pedro Calvo Hernando.- Rajoy se equivocó con Pizarro

Actualizado 23/02/2008 1:00:29 CET

MADRID, 23 Feb. (OTR/PRESS) -

La campaña electoral comenzaba con el debate Solbes-Pizarro en Antena-3, aunque éste terminaba media hora antes de las doce de la noche, frontera oficial del inicio de la campaña. Ésta empieza con mal pie para el PP, que tuvo que ver cómo el vicepresidente económico derrotaba ampliamente a su adversario, al presentar datos y argumentos serios frente a los chascarrillos, tópicos y lugares comunes del popular. Pedro Solbes desestabilizó a Manuel Pizarro desde el momento en que aludió a la defensa que éste hizo en su día de la privatización de las pensiones, según el modelo chileno. Y eso ocurrió muy pronto, de modo que ya no dio pie con bola, a parte de su utilización descolocada de la demagogia más vulgar, algo muy sorprendente en una persona con larga experiencia profesional y fichaje estrella por un partido que aspira a gobernar. El ministro se sabe perfectamente su asignatura, pero tampoco tuvo que esforzarse mucho, dada la endeblez política y económica del otro, quien apenas mostró otras virtudes fuera de su reconocido desparpajo y rápido hablar.

La encuesta que hizo entre sus espectadores la propia cadena Antena-3 arrojó un resultado terrorífico, según el cual Solbes ganó a Pizarro por el 47% contra el 37%, diez puntos de diferencia, lo que en unas elecciones supondría mayoría absoluta para el primero. Pese a ello, he visto algún periódico y oído alguna radio que dan por vencedor a Pizarro. En primero de periodismo me enseñaron aquello tan viejo de que los hechos son sagrados y la opinión es libre. Pues eso. El resultado del debate indica que Zapatero acertó al apostar por la continuidad de Solbes y que Rajoy se equivocó con su fichaje estrella. El presidente del PP tenía que haber convencido a Rato para que figurase como su segundo y como aspirante a la vicepresidencia económica del Gobierno. Ahora la candidatura de Rajoy queda bastante desarbolada, pues le falla el fichaje económico y no tiene ningún sostén relevante en el flanco político, una vez que despreció a Ruiz-Gallardón, lo mejor de ese partido, junto con Rato.

Pedro Calvo Hernando.

OTR Press

Antonio Pérez Henares

Los buenos y los paganos malos

por Antonio Pérez Henares

Victoria Lafora

Seguirán viniendo

por Victoria Lafora