Pedro Calvo Hernando.- De Rajoy a Gamonal

Publicado 22/01/2014 12:00:21CET

MADRID, 22 Ene. (OTR/PRESS) -

La entrevista con el presidente del Gobierno en Antena-3 ha sido una clara demostración de que este hombre se desfonda cuando alguien pretende en serio llevarle por terrenos que no sean la economía. Pero en el caso de esta comparecencia televisiva el hombre fue de mal en peor y enseguida apareció noqueado por la contundencia de la colega Gloria Lomana, a la que hay que felicitar por ese ejercicio de periodismo puro, inteligente, independiente y agresivo con que nos obsequió y a muchos nos devolvió algo de las ilusiones de otros tiempos.

Ahora entiendo mejor la resistencia de Mariano Rajoy a las conferencias de prensa sin ventaja, su afición a proclamar discursos sin posibilidad de réplica y su creencia de que su posesión de la verdad absoluta coincide con su mayoría absoluta.

Lo siento, pues en otros tiempos yo apreciaba mucho sus esfuerzos por llevar al Partido Popular a unos terrenos más presentables y modernos y alejarlo de lo que representaban Fraga o Aznar, junto a muchos otros. Lo siento. La derecha española sigue sin encontrar su varita mágica.

Estas constataciones me parecen más graves que otras de estos mismos días, como la radicalización del mensaje independentista catalán, que de paso pone en riesgo al socialismo de esa región, por si el estropicio fuera pequeño. Menos mal que vemos situaciones muy positivas, como la clarificación del PSOE sobre sus primarias, que pueden ser una revolución política en este país, o todo lo que rodea al tema Gamonal, que en sí mismo encierra ya una revolución, además de ser un motivo de esperanza en esta España en la que esos motivos parecían haber desaparecido.

Gamonal y todas sus implicaciones y consecuencias se enriquecen con esas informaciones sobre su conexión con el Movimiento del 15-M, que tantas ilusiones había despertado y que parecía algo desinflado. Siempre dije que ese Movimiento, para ser útil de verdad, tenía que encarrilarse en organizaciones y acciones concretas que vayan formando el nuevo tejido social y político que este país necesita para salir del anquilosamiento. A ver si todo resulta bien.

OTR Press

Esther Esteban

Matrimonio de conveniencia

por Esther Esteban

Fermín Bocos

Sánchez, lluvia fina

por Fermín Bocos

Pedro Calvo Hernando

Cien años no es nada

por Pedro Calvo Hernando