Pedro Calvo Hernando.- Sublimes e inefables ocurrencias.

Actualizado 18/07/2009 14:00:42 CET

MADRID, 18 Jul. (OTR/PRESS) -

Los dirigentes del PP siguen recibiendo con sublimes ocurrencias las noticias sobre el desarrollo y los avatares del caso Gürtel. Ahora se anuncia que la próxima semana Bárcenas y Merino tienen que acudir a declarar ante el juez como imputados por presunto cohecho y fraude fiscal. Para esos dirigentes, declarar ante los jueces es una buena noticia, pues -dice Cospedal- les permite defenderse, mientras que para Arenas es el final de las filtraciones. O sea, que aquí lo malo es el secreto sumarial y el hecho de que los periódicos publiquen noticias relacionadas con el caso. O sea, que lo de menos, lo absolutamente nada importante, es que hayan podido cometer los delitos de los que se les acusa o las irregularidades corruptas de las que llevamos cinco meses hablando. Para Bermejo y para Sáiz no era así, sino que tenían que pagar inmediatamente por no hacer nada, en el primer caso, o por presunciones desde luego mucho más endebles e inconsistentes que las que atañen a los del PP. Es maravilloso el concepto de la justicia que tiene esta gente. Lo dejo al buen criterio de los lectores.

Los comentarios de Mariano Rajoy suelen ser todavía más inefables. En esta ocasión ha proclamado que los suyos tienen que ver todo esto con tranquilidad y confianza, que el PP sabe navegar contra el ruido, que vamos bien aunque a algunos no les guste o que "ya nos iremos manejando". Yo creo que no deben confiar en que todos sus electores se traguen estas bobadas sin más análisis. Ya dije una vez que deben de pensar que los españoles son seres contaminados de idiocia y de estulticia, sentimiento que yo no comparto en absoluto, pues estoy seguro de que mis compatriotas son personas inteligentes y juiciosas y que lo van a demostrar en las elecciones que vienen. Porque ya está bien de jugar al juego de que nosotros somos una gente estupenda y que lo que pasa es que la izquierda venenosa y sus medios afines nos odian y nos envidian y por eso se inventan historias de corrupciones masivas o de espías aguerridos o de manipuladores de la opinión pública. Pues a ver si lo vemos enseguida.

OTR Press

Victoria Lafora

Seguirán viniendo

por Victoria Lafora

Luis Del Val

¡Qué raro!

por Luis Del Val

Charo Zarzalejos

Disputa por la oposición

por Charo Zarzalejos