Rafael Torres.- "Al margen".- Andalucía.

Actualizado 10/04/2009 14:00:49 CET

MADRID, 10 Abr. (OTR/PRESS) -

Las emotivas palabras de Manuel Chaves en su despedida como presidente de la Junta andaluza muestran, dicen, la dimensión humana de los políticos, pero nadie ha dudado nunca de que Manuel Chaves fuera humano. Sin embargo, esas palabras con las que ha transmitido su amor por la tierra, asegurando que en su nuevo cargo de vicepresidente tercero del gobierno español no será tan feliz como lo ha sido en Andalucía, pudieran, como humanísimas que son, malinterpretarse, dándose el caso singular de que como más podrían malinterpretarse es interpretándolas correctamente: se va de un sitio, de una responsabilidad, de un trabajo, donde vivía maravillosamente, ilusionado, contento, apreciado por la mayoría, para irse a otro que, siempre según el sentido de sus palabras, no le hace tanto tilín, por no decir ningún tilín. Pese a que a una novia o a un novio no debe uno decirle jamás, por muy humano y emotivo que uno sea, que uno no será tan feliz con ella/él como con la/el anterior, se comprende a Manuel Chaves. De una parte, ha querido corresponder poéticamente a lo mucho que le ha dado su tierra con unas palabras sentidas, que está muy bien, pero sobre todo se le comprende porque ser presidente de Andalucía debe ser, incluso sin necesidad de ser andaluz, mucho más bonito que ser vicepresidente tercero del gobierno nacional, o central, o como se llame ese residuo de poder político estatal en el marasmo autonómico.

Andalucía, por lo demás, es un país maravilloso, bien que afligido por heridas terribles, como muy bien sabe el que hasta hace unos días ostentó su presidencia. Deja Chaves en ella lo mejor de su vida y una porción de aciertos políticos que la han beneficiado, pero también la deja, por el cemento desquiciado, sin costa, sin mar, sin vegas, con buena parte de su belleza amputada. Ahora, en su exilio madrileño, tal vez medite, mientras añora su tierra, sobre lo que se destruyó en ella ante sus ojos tantas veces cerrados.

OTR Press

Fermín Bocos

Optimismo en el PP

por Fermín Bocos

Pedro Calvo Hernando

El sueño de la independencia

por Pedro Calvo Hernando

Julia Navarro

Los otros catalanes

por Julia Navarro