Rosa Villacastín.- El Abanico.- Los cambios llegan a Zarzuela.

Actualizado 18/12/2009 13:00:21 CET
Actualizado 18/12/2009 13:00:21 CET

Rosa Villacastín.- El Abanico.- Los cambios llegan a Zarzuela.

MADRID, 18 Dic. (OTR/PRESS) -

Ramón Iribarren, titulado en Periodismo y Licenciado en Ciencias Políticas, será a partir del 12 de enero el nuevo Director de Comunicación de la Casa del Rey, en sustitución de Juan González Cebrian, quien para sorpresa de muchos abandona el cargo por "motivos personales", que no se han explicado lo suficiente, lo que ha dado lugar a interpretaciones diversas e interesadas: que si se debe al alboroto que se organizó con la publicación del libro de Pilar Urbano sobre la Reina Sofía, o el más cercano todavía, el divorcio de los Duques de Lugo.

Conociendo un poco la política de la Zarzuela, no me cabe la menor duda de que algo ha debido ocurrir para que de la noche a la mañana cesen en sus cargos dos personas -con González Cebrian sale también Jordi Gutiérrez, un periodista meticuloso y discreto que lleva años al servicio de Sus Majestades-, que se han dejado alma, corazón y vida en su trabajo. Nada fácil por cierto pues de todos es sabido lo difícil que resulta contentar a los de dentro -a los miembros de la Familia Real- y a los de fuera -los medios de comunicación-, sin que salten chispas, siendo como han sido años complicados, durante los que han tenido que hacer frente a acontecimientos que requerían una meticulosa preparación como fue el anuncio de boda y la boda misma de los Príncipes de Asturias; la separación y posterior divorcio de los Duques de Lugo; el nacimiento de las infantas, la estancia de los Duques de Palma en Estados Unidos y la más importante y arriesgada, conseguir que la nueva imagen del heredero de la Corona, fuera calando como la lluvia fina entre los españoles. En definitiva, una labor de artesanía que empieza a dar sus frutos.

Nunca como ahora ha sido tan apreciada la labor del Príncipe Felipe, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, que es lo que se buscaba. Y aunque el Príncipe difícilmente tendrá el peso y el carisma de su padre, lo cierto es que poco a poco se va haciendo con las riendas de una monarquía parlamentaria, que ha cumplido su mayoría de edad, y que necesita de sabia joven para seguir subsistiendo.

Ese es el principal reto al que tiene que enfrentarse Ramón Iribarren en esta su nueva etapa como Director de Comunicación de la Casa del Rey. Una labor que requiere grandes dotes de diplomacia y mucha mano izquierda. Ramón, navarro de pura cepa, respetado y querido en la profesión, se ha bregado en muy diferentes plazas en cometidos siempre cercanos al mundo de la comunicación, lo que sin duda le facilitará su labor en Zarzuela.

  • Sábado, 25 de Enero
 

Lo más leído

  1. 1

    Malú reaparece para publicar su foto más tierna

  2. 2

    El Tribunal Supremo confirma la denegación del indulto a un guardia civil condenado por homicidio en legítima defensa

  3. 3

    Adara Molinero aterriza en Barcelona sin querer hablar de Hugo ni de Gianmarco

  4. 4

    El Gobierno niega que Sánchez utilizara un helicóptero que buscaba a un desaparecido en Mallorca

  5. 5

    La nueva Ley de Memoria del PSOE suprime títulos y medallas franquistas e impulsa la exhumación de fosas

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista