Así adapta IBM la nube a las necesidades de la empresa: más allá de Kubernetes

La nube
La nube - PIXABAY
Publicado 04/11/2019 10:21:16CET

   MADRID, 4 Nov. (Portaltic/EP) -

   El 'cloud computing' ha estado muy ligado al mundo empresarial desde su nacimiento. La promesa de poder almacenar y, sobre todo, trabajar con infinidad de datos en servidores externos ha calado en las empresas, pero su puesta en marcha es complicada y requiere de sistemas flexibles que solventen los problemas de integración, dificultades con los códigos establecidos y la rigidez de los proveedores, entre otros factores.

   Este salto a la nube lleva más de una década en marcha y prácticamente todos los expertos coinciden en que es un camino sin retorno, pero, sin embargo, solo el 20 por ciento de las cargas de trabajo de las empresas se han trasladado al 'cloud' hasta el momento, según datos de IBM. Esto está obligando a los grandes actores a actualizar su oferta para facilitar el despliegue de las empresas en este nuevo ecosistema.

   "IBM está expandiendo su 'software' más allá del centro de proceso de datos para impulsar el movimiento de las cargas de trabajo empresariales hacia la nube", con el objetivo de proporcionar a las empresas "las herramientas que necesitan para abordar su viaje hacia la nube, basado en estándares abiertos y comunes que pueden extenderse a través de diferentes nubes, aplicaciones y proveedores", explicaba el vicepresidente senior de Cloud y Software Cognitivo de IBM, Arvind Krishna.

   IBM anunciaba el pasado mes de agosto la transformación de su 'software' para que sea nativo en la nube pública y privada y esté optimizado para ejecutarse sobre Red Hat OpenShift.

DE KUBERNETES A IBM CLOUD PAKS

   Ante este panorama, las organizaciones tenían el reto de superar el modelo básico de la nube y el proyecto de código abierto Kubernetes se convirtió en el nuevo referente absoluto de su categoría, al brindarles la oportunidad de aislar piezas de 'software' en diferentes contenedores de la nube para que puedan ejecutarse de forma independiente, facilitando la administración de los mismos.

   Meter el 'software' en contenedores permite a las compañías ganar en agilidad, rapidez y capacidad de despliegue en el ámbito de la nube. Estos compartimentos -que en una analogía podríamos comparar con los 'containers' que se transportan en grandes buques de carga- representan un mecanismo de empaquetado lógico donde las aplicaciones tienen todo lo que necesitan para ejecutarse.

   IBM adoptó los contenedores y construyó sus soluciones 'multicloud' alrededor del proyecto de código abierto Kubernetes, pero ha querido ir un paso más allá con sus soluciones IBM Cloud Paks. De esta forma, aunque se sigue basando en la misma arquitectura, ofrece a las empresas formatos más sencillos e intuitivos para poder acelerar este traspaso de procesos a la nube.

   Se trata de un 'software' empresarial "diseñado para ofrecer una forma más rápida y fiable de construir, mover y administrar en la nube", explica la empresa. IBM Cloud Paks proporciona un modelo operativo y un conjunto de servicios comunes -que incluyen gestión de identidades, seguridad, monitorización y registro-, y están diseñados para mejorar la visibilidad y control de las diferentes nubes con un panel de control unificado e intuitivo.

HACIA LA NUBE HÍBRIDA

   De esta forma, las empresas pueden construir sus aplicaciones de misión crítica solo una vez y ejecutarlas sobre las principales nubes públicas del mercado, así como en nubes privadas. Esto responde a las necesidades de las compañías, que han dejado claro que en este traspaso a la nube de sus procesos quieren trabajar en diferentes entornos (nube híbrida) y con diferentes proveedores.

   En concreto, los cinco primeros IBM Cloud Paks disponibles son Cloud Pak para Datos (que contiene herramientas de Inteligencia Artificial de IBM para personalizar y automatizar la extracción de conocimiento de los datos); Cloud Pak para Aplicaciones; Cloud Pak para Integración; Cloud Pak para Automatización; y Cloud Pak para Gestión Multicloud. Estas nuevas herramientas permitirán -según añade IBM- reducir en un 33 por ciento los costes de integración, entre otras cosas.

   En definitiva, más alternativas para que el 'cloud computing' dé el salto definitivo al mundo empresarial. Una tecnología que promete una optimización radical en la gestión del tiempo y la eliminación de barreras, permitiendo a empresas de cualquier tamaño operar con un gran volumen de información sin necesidad de hacer una gran inversión económica en servidores propios.)

Para leer más