Actualizado 03/11/2011 12:25

Indra implanta su tecnología de control de tráfico urbano en cuatro ciudades chinas

Edificio Indra
INDRA

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

Indra está implantando la tecnología de control de tráfico urbano más avanzada en las ciudades chinas de Changde, Guilin, Korla (Bazhou) y Liaocheng, por un importe total superior a los 13 millones de euros, según ha informado la compañía.

Los proyectos comprenden el diseño, desarrollo, implantación y puesta en marcha de los centros de control de tráfico de cada una de las ciudades, dotados con sistemas de monitoreo inteligente de tráfico, sistemas de señalización y regulación semafórica, vigilancia mediante circuito cerrado de televisión (CCTV), control de velocidad, gestión de infracciones o sistema de información al usuario, entre otros.

La solución de Indra permitirá la monitorización en tiempo real de todos los sistemas y el seguimiento continuo de la evolución del tráfico, de forma que incrementará la seguridad, optimizará el flujo de vehículos y permitirá reducir los tiempos de circulación, los costes y el impacto medioambiental.

Asimismo, la compañía destaca que gracias a los sistemas de seguimiento de infracciones de semáforo rojo mediante reconocimiento automático de matrícula y a un sistema de gestión de infracciones, ayudará a la Policía de tráfico a controlar las infracciones y penalizar las mismas.

En el caso de la ciudad de Liaocheng, Indra será responsable también de la unidad móvil de emergencias. Se trata de un vehículo todoterreno, equipado con comunicaciones satelitales de última tecnología, con cámaras de alta resolución, sistema autónomo de aire o sistema automático de extinción de incendios.

Los proyectos para Changde, Guilin, Korla (Bazhou) y Liaocheng refuerzan la experiencia de Indra en control de tráfico urbano, tecnología también presente en diferentes ciudades españolas, como San Sebastián, Pamplona o Albacete, en Las Condes en Chile o en la ciudad brasileña de Curitiba.

En China la compañía tiene experiencia en la implantación de un sistema integral de control y seguridad en los túneles de Chongqing, así como de sistemas de control de tráfico y peaje en varias autopistas.

Indra tiene presencia activa en China desde 1997 y, desde 2002, cuenta con una filial en Beijing, desde la que dirige su expansión en la región Asia-Pacífico. La compañía ha realizado en China proyectos de control de tráfico aéreo, simulación, sistemas de control de tráfico para autopistas y túneles, control de accesos ferroviarios y sistemas de seguridad.