Actualizado 11/08/2015 13:44 CET

Las letras que le faltan al alfabeto (Alphabet) de Google

    MADRID, 11 Ago. (Portaltic) -

   Google ha pasado a llamarse Alphabet como parte de su reestructuración. Será el paraguas bajo el cual estén los numerosos servicios y compañías con los que cuenta el grupo, dentro del cual Google seguirá manteniendo su nombre para el buscador y seguirá gestionando negocios como Android.

   La nueva Alphabet cuenta entre sus filas con un gran número de compañías y servicios que comprenden, precisamente, casi todo el alfabeto. Varios medios de comunicación han repasado esta enorme lista y os recomendamos especialmente este reportaje de Xataka, el más completo sobre esta cuestión que hemos encontrado.

   Sin embargo, se quedan fuera de Alphabet algunas letras; compañías con gran peso en el sector de la tecnología que en bastantes casos podrían ser de gran atractivo para Google y de capital importancia para los usuarios. Esas letras son la U, la Q y la Ñ. A finales de 2014, Google tenía 59.000 millones en efectivo y en julio de 2015, alcanzó una valoración de mercado de 462.000 millones de dólares, con lo que sus posibilidades para hacerse con nuevos negocios son innegables.

U

   Ubuntu: El sistema operativo basado en Linux y de código libre podría ser una buena opción para que Google se abriera paso en el mundo de los ordenadores de escritorio, en el que por el momento se ha movido tímidamente con Chrome OS.

   Linux es el tercer sistema operativo más utilizado en los ordenadores portátiles y de sobremesa y, dentro de éste, Ubuntu es el sistema elegido por la mayoría de sus usuarios. El principal problema es que las opciones que ofrece son bastante limitadas para un usuario medio, pero tiene una presencia importante si hablamos del sector de los servidores o de los superordenadores.

   Aunque Google ya cuenta con Android, el sistema operativo móvil más utilizado del mundo, Ubuntu puede ser una buena optición si le da una vuelta y mejora sus funciones, ya que con él podría incorporarse a un nuevo mercado. Además, Ubuntu tiene cierta presencia en el sector móvil, por lo que una combinación con Android podría ampliar el abanico de opciones de estos terminales.

   Uber: la polémica compañía que ofrece un servicio de chófer a sus clientes mediante una aplicación móvil, podría ser bastante interesante para Google.

   Los de Mountain View llevan años con un proyecto de coches sin conductor para ponerlos en circulación. De momento, las pruebas se están haciendo por el estado de California, pero la compañía planea seguir 'testeándolos' hasta que puedan usarse sin ningún problema.

   Si a estos coches le unimos el servicio que ofrece Uber, podría ser algo bastante jugoso: coches que se conducen solos y a los que puedes llamar cada vez que necesites un transporte, sin necesidad de pagar conductores (uno de los grandes problemas de Uber a la hora de ser rentable).

   Que Google adquiera esta compañía no es algo fácil ya que está valorada en torno a los 50.000 millones de dólares, teniendo en cuenta que actualmente, además, pierde dinero.

   uTorent es un cliente de BitTorrent que se utiliza para transferir archivos p2p entre los clientes. Hacerse con él quizá no sea muy inteligente por parte de Google, ya que se trata de uno de los sistemas de pirateo por Torrent más utilizados, pero con él podría controlar de alguna manera el intercambio de los archivos añadiendo su capacidad de servidor web al programa para manejar remotamente las descargas y su configuración.

Q

   Quora es un servicio de preguntas y respuestas, en la línea de Yahoo! Answers. ¿Tendría sentido para Google? Probablemente no. De hecho, Google ya tuvo su propio servicio similar (Google Answers) que fue lanzado en 2002 y cerrado en 2006. Al igual que otros servicios con una comunidad de usuarios muy fieles, como fue el caso de Google Reader, su tráfico no parecía convencer a Google y probablemente no quiera entrar de nuevo en este terreno.

   A pesar de ello, Quora es una startup que no genera apenas costes, ya que no tiene gastos de márketing ni de adquisición de clientes, aunque tampoco genera ingresos. Si a Google le interesara, podría llevar a cabo un nuevo modelo de negocio que generara beneficios y aprovechar que la valoración de mercado de Quora está en torno a los 900 millones de dólares, según datos de 2014.

   Qualcomm: el fabricante de chips no vive su mejor momento, especialmente debido al crecimiento de pequeños fabricantes chinos y de otras regiones de Asia, como Taiwán, donde ha despuntado Mediatek. Además, importantes clientes para Qualcomm como Samsung están apostando por el desarrollo propio, mientras ven cómo sus ventas se estancan. A finales de julio se filtró que Qualcomm podría despedir a un 10 por ciento de su plantilla de 30.000 empleados.

   Aunque Google nunca se ha mostrado interesada en fabricar sus pripios dispositivos móviles, cada vez está más involucrada en el 'hardware' y otros frentes como el Internet de las cosas y la domótica con Nest. Quizá contar con su propio fabricante de 'chipsets' podría venir muy bien a la compañía del buscador. Además, Qualcomm cuenta con una cartera de patentes realmente importante que podría venir muy bien a Google.

Para leer más

   Sin embargo, a pesar de que actualmente su hegemonía en el mercado de los procesadores móviles peligre, Qualcomm es una compañía sólida, sin deuda, cuya penetración de dispositivos móviles seguirá incrementándose hasta el año 2021, que invierte mucho en I+D y cuya valoración supera los 100.000 millones de dólares. No parece un jardín en el que pudiese entrar Google.

Ñ

   España: evidentemente, Google no va a comprar España, pero tiene una cuenta pendiente en nuestro país: Google News. El servicio cerró sus puertas en España a finales de 2014 debido a la nueva ley de propiedad intelectual, que contempla que un derecho de compensación económica irrenunciable para los editores de noticias por parte de los agregadores de noticias que indexen sus contenidos.

   De esta forma, España se convirtió en el primer país del mundo en el que cierra este servicio. Google no obtiene ingresos directos por News, se niega a pagar por su funcionamiento y es algo que no va a cambiar. Es decir, que la pelota está en el tejado de los legisladores españoles.

   En abril de este mismo año, Google anunció, en colaboración con ocho importantes medios europeos entre los que se encuentra El País, una iniciativa para apoyar el Periodismo digital: Digital News Initiative (DNI). La compañía destinará 150 millones para distintos proyectos y fue interpretado por muchos como un acercamiento a los medios españoles. Sin embargo, dejó claro que en ningún caso este acuerdo va a suponer el regreso de Google News a España.

   En este sentido, fuentes de Google España explicaron a Portaltic: "Aunque nos encantaría que -News- volviera porque es un producto que beneficia tanto a usuarios como a editores de contenido, nada va a cambiar tal y como está la Ley ahora". "Desde Google no vamos a pagar por mostrar fragmentos de información y en ningún caso Digital News Intitiative está relacionado con ello", ha insitido la compañía.

   ¿Darán los legisladores españoles su brazo a torcer y regresará Google News a España? La reapertura fomentaría las posibilidades para informarse de una forma plural a los lectores y daría una mayor visibilidad a nuevos e incipientes medios. Sin embargo, mucho nos tememos que no serán razones suficientes.