La serie TCL C73 apuesta por el 4K y un diseño elegante para llevar el entretenimiento a otro nivel

Televisor de la serie TCL C73
Televisor de la serie TCL C73 - EUROPA PRESS
Publicado: martes, 3 enero 2023 13:42

   MADRID, 3 Ene. (EDIZIONES/Portaltic) -

   La televisión se ha asentado en esta última década como el centro del hogar conectado y los fabricantes han asumido el reto de potenciar el entretenimiento con una apuesta por paneles cada vez más grandes e importantes avances tecnológicos para que la calidad de imagen no se resienta. Esto es lo que busca la marca TCL con su serie C73, que hemos podido poner a prueba durante estas Navidades (en concreto, el modelo de 55 pulgadas).

   Durante estas fiestas pasamos más tiempo que nunca en casa y el consumo de series y películas se multiplica, sobre todo desde la entrada del 'streaming' en los hogares. También lo hace el tiempo que pasamos jugando a videojuegos. La serie C73 de TCL busca adaptarse a ambos contenidos y, para ello, combina la tecnología QLED con la calidad 4K HDR PRO, logrando una calidad de imagen nítida y colorida.

   La imagen fluye muy bien, tanto a la hora de jugar a videojuegos como de disfrutar de los contenidos de plataformas como Netflix o Amazon Prime, que llevan la máxima calidad de imagen a los televisores. La combinación de las tecnologías 4K HDR Pro y Quantum Dot ofrece una experiencia de alto rango dinámico (HDR) con colores muy precisos y destacando los detalles, incluso en escenas oscuras.

   También obtiene un gran resultado en transmisiones más exigentes, como puede ser el caso de los deportes. Esto lo logra gracias a la frecuencia de actualización nativa de 144 Hz, que se nota especialmente en estos contenidos deportivos, pero también en las películas de acción y videojuegos. Con una frecuencia de refresco de 144Hz, la señal se procesa de la mejor manera, tanto si la fuente es de 50Hz, 60Hz, 100Hz, 120Hz o 144Hz.

   A la hora de jugar, la TV también incorpora HDMI 2.1, que es compatible con la última generación de consolas de videojuegos y permite funciones como ALLM (Auto Low Latency mode), que proporciona un retardo de entrada de juegos ultrarrápido de menos de 6 milisegundos, y VRR (Variable refresh rate), que elimina los efectos de mareo y el desgarro de fotogramas para ofrecer una experiencia de juego más fluida y detallada.

UNA EXPERIENCIA DE USUARIO POTENCIADA CON GOOGLE

   Asimismo, la serie C73 de TCL ofrece toda la experiencia de Google TV de forma nativa. Con un proceso de instalación de lo más sencillo, el usuario disfruta de una experiencia intuitiva, pudiendo descargar todas sus aplicaciones y creando la 'Home' de su televisor a su gusto. El mando se convierte en el complemento perfecto, con botones que nos llevan de forma directa a las 'apps' que más usamos y el asistente de voz Google Hands-Free.

   Otro de los aspectos que TCL ha mejorado en esta serie es el audio, prometiendo una experiencia de sonido cinematográfico en casa. Para ello, integra altavoces ONKYO, diseñados específicamente para mejorar la precisión y la claridad del sonido, que logran ofrecer una calidad inmersiva de Dolby Atmos Sound sin necesidad de invertir más dinero en una barra de sonido. Para aquellos que tienen un presupuesto limitado es algo a tener muy en cuenta.

   Por último, nos ha llamado la atención positivamente su diseño, con un acabado 'premium' con bordes muy reducidos y una peana central que facilita su colocación en cualquier mesa (sin necesidad de que esta sea muy alargada, como ocurre normalmente en televisores de 55 pulgadas en adelante). Es cuestión de gustos, pero si no vas a colgar la TV de la pared, este formato de soporte es mucho más polivalente.

   Su precio, de 890 euros, la sitúa en un rango de gama 'media-alta' con una competencia cada vez más grande. Dicho esto, TCL tiene argumentos muy a favor para poner la serie C73 como una muy buena opción de compra, sobre todo para quienes quieren aprovechar el rendimiento de la TV tanto para ver sus series y películas como para jugar a la videoconsola.

Contador