Actualizado 22/02/2011 16:29 CET

Ejustice.fr acusa a Google de abusos en sus resultados de búsqueda

google
BRIONV CC

BRUSELAS, 22 Feb. (Reuters/EP) -

Ejustice.fr ha expresado nuevas críticas contra Google por supuestos abusos. La compañía asegura que el buscador de prioridad a sus resultados de forma ilegal. Según el representante legal de Ejustice.fr, Google ha seguido manipulando los resultados de sus rivales a pesar de las denuncias de conductas anticompetitivas registrarse por los reguladores antimonopolio de la UE el año pasado.

La compañía francesa Ejustice.fr es uno de los tres motores de búsqueda en línea que han acusado a Google de abusar de su posición dominante y degradar los sitios de sus rivales en los resultados de búsqueda, dando preferencia a sus propios servicios.

1plusV, creadora Ejustice.fr, el buscador de música E-Musicpro.com y motor cultural Eguides.fr, dicho que había presentado una queja ante la Comisión Europea por primera vez en febrero del año pasado.

"Google ha hecho lo imposible para obtener beneficios económicos de nuestra propia tecnología", ha asegurado el director y fundador de 1plusV, Bruno Guillard, a los periodistas.

La firma francesa asegura que ha enviado a la Comisión Europea información detallada de los nuevos abusos por parte de Google, entre ellos medidas de represalia y listados desleal, junto con más pruebas de las prácticas comerciales desleales detalladas del año pasado.

La Comisión Europea está investigando las acusaciones y Google confirma que está cooperando con las autoridades ejecutivas de la UE. "Creemos que siempre hay margen de mejora, así que estamos trabajando para abordar cualquier preocupación potencial", ha asegurado un portavoz.

El gigante de las búsquedas podría enfrentarse a una multa de hasta un 10 por ciento de su facturación mundial si es hallado culpable de competencia desleal en violación de las normas de la UE.

La empresa francesa acusa a Google de haber obligado a los motores de búsqueda verticales a utilizar su tecnología para buscar su sitio entre los años 2006 a 2010, una práctica comercial que, según la compañía, mata a los competidores en función de los ingresos por publicidad en línea que tengan.

1plusV ha dicho que Google también ha excluido intencionalmente de los resultados otros sitios publicados por la empresa poco después de su denuncia y han restablecido las páginas después de que los reguladores empezaran a investigar. Se acusa a Google de no respetar las normas.

La firma francesa también ha dicho que no estaba interesada en conseguir que los reguladores obliguen a Google a revelar sus algoritmos de clasificación, a diferencia de otros reclamantes. "La separación y el final de las prácticas discriminatorias y dudosas son mucho más importantes", ha confirmado la empresa.

Una fuente cercana al caso ha asegurado a Reuters que Google y los reguladores de la UE estaban en negociaciones para resolver la investigación antimonopolio. El presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, ha confirmado en una entrevista con un periódico que la empresa ha querido evitar una larga batalla legal.

La Comisión tiene como precedentes en los últimos años las sanciones impuestas millones de euros a Microsoft e Intel por el comportamiento contrario a la competencia.