Erdogan defiende la nueva ley turca sobre Internet y sostiene que "salvará a las nuevas generaciones"

Actualizado 04/12/2014 13:43:04 CET

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha defendido este lunes la nueva ley aprobada por el Parlamento que regula el uso de Internet y ha asegurado que la misma "salvará a las nuevas generaciones de los daños potenciales" de la red.

   "Tomaremos medidas sin limitar o restringir la libertad, pero sin doblegarnos ante las amenazas y sin ignorar los peligros (de Internet). Entregaremos una Turquía a las nuevas generaciones que no sea esclava de la tecnología, sino que gobierne y dirija a esa tecnología", ha dicho.

   Así, ha reiterado que el Gobierno "no está restringiendo la libertad de nadie", según ha informado el diario turco 'Hurriyet'. "Intentamos proteger a nuestros niños de los defraudadores y los chantajistas", ha agregado.

   "Estoy seguro de que los padres nos entienden. Tomaremos todas las medidas necesarias para proteger a los niños y los jóvenes, y lo haremos sin restringir las libertades", ha remachado Erdogan.

   El domingo, cientos de periodistas se manifestaron contra la nueva ley para denunciar que la misma restringe la libertad de información y de prensa. Asimismo, protestaron contra las injerencias del Gobierno en los medios de comunicación.

   La nueva ley, que aún ha de ser ratificada por el presidente, Abdulá Gul, permitirá a las autoridades bloquear el acceso a determinadas webs por violaciones de la privacidad, si bien sus críticos la han descrito como un acto de censura a la libertad de expresión y el derecho a la información.

   En base a los cambios, los ministros de Transportes, Asuntos Marítimos y Comunicaciones podrán bloquear las páginas sin la necesidad de que exista una orden judicial.

   Asimismo, la Alta Autoridad para las Telecomunicaciones (TIB) tendrá autorización para bloquear páginas en base a su propia iniciativa en caso de que considere que se esté violando el derecho a la privacidad de algún ciudadano.

   En respuesta, la Asociación de Industriales y Empresarios Turcos (TUSIAD) ha sostenido que el derecho a la privacidad ya está protegido por la legislación existente y que esta nueva ley podría provocar violaciones de los Derechos Humanos.

   La ley incluye además una cláusula que permite almacenar los historiales de búsqueda de los usuarios durante periodos de hasta dos años, lo que se une a las preocupaciones por la excesiva vigilancia del Gobierno sobre las actividades de la población en Internet.

   Turquía ha estado en el centro de las críticas por sus políticas de represión contra la libertad de expresión en los últimos años, y especialmente por sus políticas coercitivas contra manifestantes y medios de comunicación críticos con el Gobierno.

   En este sentido, la organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha ubicado a Turquía en el puesto 154 --de un total de 180-- de su Clasificación Mundial sobre la Libertad de Prensa 2014, publicada la semana pasada.

Para leer más