Actualizado 14/03/2012 12:49 CET

Extraditado a EE.UU. para ser juzgado por compartir contenidos

MADRID, 14 Mar. (Reuters/EP) -

   La ministra de Interior de Reino Unido ha tomado la decisión de  extraditar a Estados Unidos a un estudiante británico que dirigía el sitio web TVShack. Este sitio permite a los usuarios acceder a películas y series de televisión de forma no oficial.

   Richard O'Dwyer estaba siendo buscado, no por las autoridades británicas, sino por las autoridades estadounidenses. Se le acusaba por delitos de infracción de derechos de autor en relación con su sitio web TVShack, el cual no aloja ningún contenido, pero enlazaba a otros sitios en línea donde se podía acceder.

   En una audiencia en un Tribunal de Londres en enero, sus abogados alegaron que, al vincular a otros sitios web, no había hecho algo más grave que lo que hacen Google o Yahoo.

   Sin embargo, un juez rechazó su argumento y la ministra de Interior, Theresa May, confirmó la decisión de extraditar al joven de 23 años de edad. Aunque él todavía puede apelar al Tribunal Supremo de Londres contra esta decisión, que le puede suponer hasta 5 años de cárcel.

   Los activistas argumentan que el de O'Dwyer, es el último de una serie de casos que demuestran que la normativa de Gran Bretaña de extradición con los Estados Unidos está totalmente desequilibrada, lo que permite que los sospechosos sean extraditados sin cargos criminales de las autoridades británicas.

NO ES EL PRIMERO

   El caso más destacado hasta ahora es el de la británica hacker Gary McKinnon, quien fue arrestada en 2002 después de que supuestamente hackeara sistemas de seguridad en Estados Unidos como el del Pentágono o la NASA.

   "Hoy, han vendido a otro ciudadano británico", dijo la madre del acusado, Julia O'Dwyer.

   Antes de su audiencia de enero, O'Dwyer dijo a la prensa que él inició el proyecto para mejorar sus habilidades de programación de ordenadores y para conseguir un futuro puesto de trabajo. El estudiante dijo que vendía espacios publicitarios para pagar los honorarios del servidor.

   Las autoridades estadounidenses cada vez han reprimido mucho más el intercambio ilegal de archivos para así proteger sus industrias de cine, televisión y música. Afirmaron que el estudiante había ganado en realidad 230.000 dólares (176.000 euros) con su empresa.

  "El juez de distrito determinó que las acusaciones eran comparables a un delito bajo la legislación del Reino Unido y que era apropiado que el juicio se celebrará en los EE.UU.", dijo un portavoz del Ministerio del Interior.