28 de marzo de 2020
 
Publicado 21/02/2020 12:13:07CET

Las nuevas condiciones de uso de Google entrarán en vigor el próximo 31 de marzo

Servicios de Google
Servicios de Google - BLOG DE GOOGLE

MADRID, 21 Feb. (Portaltic/EP) -

Los nuevos Términos de Servicio de Google entrarán en vigor el próximo 31 de marzo, en los que introducirá cambios en las condiciones para crear cuentas y para mejorar la comunicación con los usuarios, pero no en su política de privacidad.

Las nuevas condiciones de uso de Google son, en términos generales, similares a las anteriores, aunque aclaran el marco legal de cada país y añade Google Chrome, Google Chrome OS y Google Drive a los Términos.

Una de las secciones más importantes de los nuevos Términos es la del requisito de edad mínima para usar los servicios de Google. En España, los usuarios deberán tener al menos 14 años para poder crear una cuenta, aunque en la mayoría de países el límite se sitúa en los 13 años. En otros, como en Alemania, Países Bajos o Polonia los usuarios deben tener al menos 16 años.

Además, en el documento la compañía explica en qué casos los padres o tutores son responsables de las actividades que realice su hijo en los servicios de Google.

En cuanto al uso de la compañía de los contenidos de los usuarios, Google ha indicado que podrá publicarlo o mostrarlo públicamente si se ha hecho visible para otros.

Google también podrá guardar los contenidos de los usuarios en sus sistemas para permitir que puedan acceder a él desde cualquiera de sus servicios, así como modificarlo para cambiar su formato o traducirlo, según señala el documento.

La compañía explica que la finalidad de usar el contenido de los usuarios es "gestionar y mejorar los servicios" o utilizarlos de forma pública "para promover los servicios".

Asimismo, la compañía ha incluido una lista en la que muestra todos los servicios en los que se aplicarán los nuevos Términos, donde se han añadido Google Drive, Google Chrome y Google Chrome OS.

Google explica además los casos en los que podrá suspender o cancelar a un usuario el acceso a sus servicios o eliminar su cuenta.

La compañía se reserva el derecho de llevar a cabo estas medidas en caso de que el usuario incumpla "de forma sustancial o repetida" los términos. También lo podrá hacer si "estamos obligados para cumplir un requisito legal o una orden judicial" y si tiene "razones suficientes para creer que tu conducta (...) provoca daños o incurre en responsabilidades para un usuario, un tercero o Google".

Google ha cambiado su sección de disputas, donde explica que ahora se aplicarán las leyes del país de residencia del usuario, que podrá iniciar las disputas legales ante tribunales de dicho país para simplificar el procedimiento. Antes, para iniciar una disputa legal había que hacerlo a través de los tribunales del país en el que estuviera registrada la empresa.

En las nuevas condiciones de uso no incluye cambios en la política de privacidad y la compañía ha advertido de que tampoco ha modificado cómo utiliza la información de los usuarios.

En este sentido, Google recuerda que los usuarios pueden revisar su configuración de privacidad a través de su cuenta y gestionar cómo se utilizan sus datos.

Para leer más