Si piensas abrir tu tienda online, debes tener en cuenta estos consejos

Actualizado 19/06/2015 13:16:23 CET

MADRID, 19 Jun. (Portaltic/EP) -

   llega el verano, un momento de distensión, de vacaciones, y algunos incluso lo toman como el momento idóneo para poner en marcha esos proyectos que han estado planeando durante el resto del año con el fin de tenerlos listos de cara al otoño, cuando todo el mundo se incorpora de nuevo a la rutina.

   Esos proyectos pasan por el comercio electrónico y la puesta al público de una tienda online. Con el fin de evitar los posibles peligros que puedan aparecer durante los primeros pasos en el mundo del e-comerce, Strato ha realizado una lista con consejos.

EVITAR LOS MERCADOS SATURADOS

   Solo aquellos vendedores que conozcan bien su mercado conseguirán adentrarse con éxito en el comercio electrónico, como ha apuntado la compañía de 'hosting'. Así, los emprendedores deberán comprobar la demanda de sus productos antes ponerlos en la Red, lo que se puede ver con una simple búsqueda en Google, puesto que los resultados proporcionan una buena imagen de la competencia para decidir si merece o no la pena adentrarse en un mercado en concreto.

   "Como la competencia en la Red ya es muy grande, los vendedores online deberían especializarse y buscar nichos de mercado. En lugar de crear la enésima tienda de abrigos de invierno, por ejemplo, la venta de cazadoras para ciclistas puede ofrecer mejores posibilidades de abrirse paso en el reñido mercado del e-commerce", ha explicado el Product Manager de Tiendas Online de STRATO, Thomas Kurschat.

   Kurschat ha puesto como ejemplo la tienda 'online' especializada en manualidades, La Pecera Rosa, se ha labrado un buen camino en su mercado vendiendo todo lo necesario para los hobbies y manualidades más de moda como el scrapbooking, patchwork y la fabricación de bisutería 

NO PRECIPITARSE A LA HORA DE ELEGIR EL SISTEMA ONLINE

   Una tienda 'online' se puede crear principalmente de tres maneras:  alquilando la tienda, registrándose en una plataforma 'online' o gestionando un sistema de tienda propio.

   Ante las dudas, Kurschat recomienda que "los vendedores que no tengan conocimientos de programación y dispongan de poco presupuesto deberían apostar por soluciones de alquiler. De esta manera pueden concentrarse plenamente en las ventas".

   Este sistema es seguro y sencillo; el administrador de la tienda puede gestionar fácilmente desde Internet. Las soluciones de alquiler tienen un coste fijo mensual, mientras el proveedor se encarga de toda la parte técnica, por ejemplo, las actualizaciones. 

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   Por su parte, las plataformas online -como eBay o Amazon- "son más adecuadas para vendedores con una gama de productos no muy grande y como complemento para las tiendas de alquiler o el sistema autogestionado", como ha explicado el responsable de Tiendas Online.

   Esta opción tiene la ventaja de que el vendedor puede aprovechar la popularidad de la plataforma y su gran número de clientes, al tiempo que el proveedor de la plataforma online se encarga del mantenimiento y de las actualizaciones. Sin embargo, tiene el inconveniente del precio, ya que, como puntualiza Kurschat, "enseguida se generan costes de cientos de euros al año".

   "La tienda 'online' autogestionada es más adecuada para vendedores con conocimientos de programación o con un presupuesto económico mayor", ha comentado Kurschat, puesto que si los vendedores no disponen de conocimientos informáticos, deberán recurrir a servicios y/o profesionales externos para la programación, el mantenimiento y la ejecución de actualizaciones de la tienda. 

NO OLVIDAR LOS ASPECTOS LEGALES

   "Tanto si alquilan como si gestionan ellos mismos su tienda online", ha explicado el responsable de Tiendas Online de Strato, "los comerciantes deben saber que existen numerosas aspectos legales a considerar. Por ello, deben tener siempre bajo control la legalidad de su tienda online".

   El aviso legal muestra quién es el responsable de la página web. Esta información debe garantizar una toma de contacto rápida y contener el nombre y la forma jurídica de la tienda, la dirección, el número de teléfono y el correo electrónico, así como el CIF/NIF entre, otros datos.

   Además, el cliente debe visualizar la información de producto detallada, debido a la imposibilidad de ver el artículo antes de comprarlo. Por ello, como explica Kurschat, conviene mostrar con todo detalle, con buenas imágenes, precios e información de envío. También es obligatorio añadir un botón de pedido y un resumen claro del mismo. Las tiendas de alquiler ya tienen en cuenta estas cuestiones.

   Por otra parte, los vendedores están obligados a ofrecer a los clientes un formulario de revocación para descargar. En caso de que el cliente no desee quedase con el producto comprado y quiere anular el contrato, debe tener la opción de hacerlo por email, fax, correo postal o teléfono.

   El aviso legal, la información detallada de producto y la posibilidad de revocación son muy importantes para evitar sanciones, aunque en caso de dudas siempre cabe la posibilidad de pedir consejo a un experto en proyectos y legislación de la Red.

   "Solo cuando todos los aspectos legales importantes estén controlados, se debe publicar la tienda en Internet", concluye Kurschat.