Publicado 19/06/2015 15:34:39 +02:00CET

Taylor Swift también dice no a Apple Music tras dejar Spotify

Taylor Swift imágenes videoclip bad blood sin city
TWITTER/TAYLOR SWIFT

   MADRID, 19 Jun. (Portaltic) -

   A Taylor Swift y su sello Big Machine no le gustan ni un pelo los menores márgenes de beneficio que dejan las plataformas de música por 'streaming' y han decidido enseñarle también el dedo corazón a, sorpresa, Apple y su servicio Music recién presentado y que está a punto de llegar a los consumidores.

   La cantante decidió retirar su música de Spotify al año pasado, coincidiendo con el lanzamiento de su último álbum en octubre del año pasado: 1989, que se convirtió en el más vendido de 2014.

   No le gustan a Swift los servicios por 'streaming' y por eso ella y su discográfica decidieron únicamente vender su último trabajo. La jugada no ha salido mal, ya que las ventas ascienden a 5 millones de unidades.

   Parece ser que Apple ha intentado convencer a la artista y a su sello para hacerse con la discografía de Taylor Swift, que sumaría a su cartera de exclusividades para Apple Music, entre las que actualmente se encuentran The Beatles o AC/DC. Parece que no ha funcionado. Apple ha hecho grandes esfuerzo para conseguir ventaja sobre otros servicios como Spotify hasta el punto de ser investigada por los reguladores de EEUU.

   Swift sostiene que la música debería ser consumida en álbumes y que el 'streaming' devalúa su trabajo como artista. El formato no le debería importar y menos si las nuevas vías de distribución consiguen que el arte llegue a más gente, por lo que las razones de la artista probablemente tengan más que ver con el dinero, aunque no lo diga.

   Pero los tiempos cambian y el consumo de música y películas se mueven hacia el 'streaming'. Cada vez hay más gente interesada en este sistema y los abonados crecen sin prisa, pero sin pausa. Buena prueba de ello es que Apple haya decidido lanzar Apple Music en detrimento de iTunes.

   Cuando llegue el día en que apenas se vendan discos porque la inmensa mayoría de los consumidores de música tienen cuenta en servicios como Spotify, veremos qué opina Taylor Swift. Quién sabe, quizá prefiera tocar la guitarra en el metro a cambio de unas monedas y no ser millonaria como ahora, con tal de que no se desvirtúe su arte... Lo dudamos mucho.

Para leer más