Actualizado 14/05/2012 21:12 CET

Una web iraní ofrece 78.000 euros a quien mate a un rapero que menciona a un imán

Teclado En Sombras
DENNIS VU PHOTOGRAPHY FOR UNLEASHED MEDIA CC FLICK

DUBAI, 14 May. (Reuters/EP) -

La página web iraní de noticias y religión 'shia-online.ir' ha ofrecido una recompensa de 100.000 dólares (unos 78.000 euros) a quien asesine al rapero iraní Shahin Najafi, residente en Alemania, debido a que es el autor de una canción que satiriza a la República Islámica y alude de manera irreverente a un imán, una figura religiosa histórica del país.

La página web afirma que el artista de hip hop merece morir por un tema en que "insulta" a Alí al Hadi al Naqi, uno de los 12 imanes del país. "Uno de los fundadores (de la página web), que vive en uno de los Estados del Golfo Pérsico, se ha comprometido a pagar la recompensa, en nombre de 'shia-online.ir', a quien asesine a este cantante grosero", ha anunciado el sitio de Internet.

Najafi ha negado que su canción se centre en el venerado imán y que esté dirigida a criticar el Islam. El tema musical toma la forma de una oración del siglo IX e incluye referencias irónicas de varias figuras iraníes contemporáneas. Alude al interés de los iraníes por las cirugías en la nariz, las sanciones económicas contra el país y la controvertida elección presidencial de 2009. Ha cobrado popularidad entre los iraníes y ha recibido más de 320.000 visitas en YouTube.

Asimismo, el ayatolá Naser Makarem Shirazi ha dicho que Najafi podría recibir la pena de muerte por este rap. "Todo atentado contra los imanes e insultos evidentes en contra de ellos convertirían a un musulmán en un apóstata", ha sentenciado el ayatolá ante una pregunta de sus seguidores sobre la canción, según la agencia iraní de noticias Fars. La apostasía conlleva una sentencia de muerte en virtud de las leyes islámicas que se aplican en Irán.

Mientras, Najafi, en declaraciones a la emisora alemana Deutsche Welle ha indicado que aunque pensó que habría algunas controversias por su canción, nunca estimó que el régimen se alteraría tanto. "Ahora se están aprovechando de la situación y hacen ver que yo trataba de criticar la religión y denigrar a los creyentes", ha indicado.

"Para mí es más una excusa para hablar de cosas completamente diferentes. También critico la sociedad iraní en la canción. Parece que la gente está concentrada en la palabra 'imán'", ha añadido.

Najafi, de unos 30 años, tuvo gran actividad en la escena musical de Irán antes de abandonar el país en 2005. Ha dicho que tomó medidas preventivas porque "algunos de los partidarios del régimen quieren crear una atmósfera de miedo e intimidación".