El 86% de los niños utilizan los móviles mientras están en clase durante al menos una hora

Niño, tecnología, smartphone
PIXABAY - Archivo
Publicado 15/09/2018 11:29:32CET

   MADRID, 15 Sep. (EDIZIONES/Portaltic) -

   El 86% de los alumnos utiliza móviles u otros dispositivos conectados al menos una hora en sus centros de estudio durante las clases, de los cuales el 45% lo hacen para consultar las redes sociales, debido a que los jóvenes adquieren teléfono propio cada vez antes.

   El 94% de los jóvenes de quince años ya posee 'smartphone' propio, como indica un estudio realizado por la agencia de publicidad y redes sociales Adglow basado en estudios externos elaborados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la empresa de ciberseguridad McAfee y la UNESCO, entre otros.

El porcentaje de menores propietarios de móvil crece de forma acelerada a partir de los diez años, pues la mitad de los niños con once ya posee teléfono propio, lo que aumenta hasta el 75% para los de doce, y con catorce años ya nueve de cada diez poseen uno.

Los elevados porcentajes de menores que utilizan estos dispositivos presentan también consecuencias a nivel educativo. El 86% de los alumnos en edad escolar utiliza 'smartphones' u otros dispositivos conectados como tabletas al menos una hora mientras están en sus centros de estudio. De ellos, el 45% se conectan para consultar las redes sociales.

   La edad a la que los niños entran en contacto con Internet también es cada vez más temprana, pues en base al informe los niños de dos y tres años utilizan de forma habitual los móviles o tabletas de sus padres para jugar y ver vídeos o series. Además, uno de cada tres niños españoles de diez años tiene acceso a un móvil durante todo el día, sea suyo o no.

   Adglow remarca en un comunicado que en España no hay una regulación específica para el control de dispositivos móviles en clase, sino que su uso se recoge dentro del Real Decreto de Derechos y Deberes de los Alumnos y las normas de convivencia en los Centros, el cual prohíbe comportamientos que puedan molestar a compañeros o interrumpir el ritmo normal de la clase. Por esto, son las políticas de cada centro las que establecen cómo debe actuar dentro del aula el profesor con respecto al uso de dispositivos móviles.

   No obstante, el uso del teléfono en clase no es un aspecto netamente negativo. Los dispositivos ofrecen nuevas formas de aprendizaje interactivo más dinámico para los alumnos. Adglow ha resaltado los efectos positivos de este aspecto, como la inclusión, a través de la personalización de la enseñanza.